A 6 años del incendio de Iron Mountain

Fue el 5 de febrero de 2014, alrededor de las 8, cuando las llamas tomaron el depósito de documentación de la empresa Iron Mountain, en el barrio de Barracas, que archivaba documentación del Colegio de Escribanos de la Ciudad de Buenos Aires y de empresas de diversos rubros y entidades financieras.

Varias dotaciones de bomberos acudieron al lugar, pero al llegar encontraron el portón herméticamente cerrado y mientras esperaban órdenes e intentaban ingresar sobre Jovellanos, una pared se derrumbó sobre la vereda.

El hecho provocó la muerte de 10 bomberos y agentes de Defensa Civil (Leonardo Day, Anahí Garnica, Eduardo Conesa, Damián Véliz, Maximiliano Martínez, Matías Monticelli, José Méndez, Sebastián Campos, y Pedro Barícola, mientras que doce días después también falleció Facundo Ambrosoni).

En febrero de 2015, peritos de la División Siniestros de la Policía Federal y del Instituto Nacional de Tecnología Industrial (INTI) concluyeron que el incendio «podía haber sido intencional», aunque un estudio de la Universidad Tecnológica Nacional (UTN) contradijo esa hipótesis.

La causa fue caratulada como «estrago seguido de muerte» y tramita en el juzgado en lo Criminal y Correcional N°18, a cargo de Pablo Ormaechea; y la fiscal que interviene es Romina Monteleone.

En marzo de 2018 el tribunal procesó a doce exfuncionarios del Gobierno porteño y cinco personas vinculadas a Iron Mountain y la empresa de seguridad.

En el marco del sexto aniversario de la tragedia, la ministra de Seguridad de la Nación, Sabina Frederic, se reunió el pasado martes con familiares y manifestó “apoyo incondicional” en busca de Justicia.

En este sentido, Frederic, remarcó el apoyo del Ministerio de Seguridad y la Policía Federal Argentina “en la búsqueda de la verdad, siempre en el marco de la estricta división de poderes».

Según consignó la agencia Télam, los familiares coincidieron en destacar que «es la primera vez que una autoridad nacional nos recibe» y que nos dice que «se iba a ocupar personalmente de la causa».

Sandra Barícola, familiar de uno de los bomberos fallecidos, dijo a la agencia estatal que esta recepción de la ministra «se da en el marco de la decisión de Casación de fijarnos una audiencia para el 10 de febrero próximo en la que resolverá si nos va aceptar como querellantes».

«Esta reunión fue muy gratificante para todos nosotros ya que sentimos que no estamos solos, durante el gobierno anterior así lo sentimos ya que cambiaron al juez y percibimos que se estaba manipulando la causa», destacó Barícola.

Indicó que «la ministra nos dijo que se iba a analizar la continuidad de la empresa en el país ya que no entendemos como una empresa que causó este verdadero desastre puede continuar operando» y aseguró que “durante todo el gobierno de (Mauricio) Macri la causa tuvo más vueltas que idas».

La Causa

La Cámara de Casación Penal de la Nación resolverá, el próximo 10 de febrero, si los familiares de las víctimas del incendio en la planta de Iron Mountain pueden o no ser reconocidos como querellantes en el juicio oral y público a los 17 imputados. Así lo explicó ayer el abogado de las familias, Javier Moral.

Recordemos que poco después de los procesamientos de 2018, el juzgado resolvió que las familias no podían formar parte de la querella por haber llegado a acuerdos económicos con la empresa, resolución que fue ratificada por la Sala V de la Cámara.

Ese fallo fue apelado por los familiares, la resolución del Tribunal de Casación permitirá dar curso a la causa que por el momento está paralizada.

En tanto, el secretario de Articulación Federal de la Seguridad, Gabriel Fucks, quien como diputado porteño se ocupó del caso, aseguró que «hay una percepción de los familiares de cierto olvido. Todavía no se ha llegado a un fin sobre cuál ha sido la causa del incendio ni tampoco sobre quiénes son los responsables».

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.