Ciudad y Nación unifican agenda contra el dengue

El Barrio Rodrigo Bueno de la Costanera Sur, en Puerto Madero fue el epicentro de la jornada contra el Dengue, en donde participaron en conjunto el Ministerio de Salud y el Gobierno de la Ciudad de Buenos Aires.

Tanto el jefe de Gobierno porteño, Horacio Rodríguez Larreta, como el ministro de la Nación, Ginés González García, estuvieron al frente del operativo de “descacharrado” de recipientes y de las distintas tareas de prevención de la enfermedad.

“Estuvimos junto al Gobierno nacional trabajando en toda la campaña de prevención del dengue, yendo casa por casa y explicándole a la gente que no quede agua depositada, ni en recipientes chicos, porque ese es el caldo de cultivo para el mosquito”, explicó Rodríguez Larreta.

Enseñar a los vecinos los métodos necesarios para evitar la reproducion del mosquito Aedes Aegypti, portador del virus, es tan importante como el resaltar que “ante el más mínimo síntoma, vayan al médico y consulten”. “No se dejen estar, no se automediquen”, señaló el Jefe de Gobierno.

En esta línea, detalló que “Vamos a seguir con esta campaña de concientización, yendo a todos los barrios de la Ciudad. Y hoy lo hicimos con el Gobierno nacional, lo cual le da más fuerza todavía”.

Por su parte, González García remarcó: «La lucha contra el mosquito es muy importante. No sólo el Estado sino la comunidad organizada que es lo que hemos visto acá, a gente que sabe de qué se trata”.

“El barrio está organizado, por lo que me voy contento de ver la acción que se está haciendo, que se hace en todo el país, juntos con cada una de las jurisdicciones”, añadió el funcionario nacional.

En la actividad también estuvo presente el ministro de Salud porteño, Fernán Quirós; la ministra de Espacio Público e Higiene Urbana, Clara Muzzio, y el presidente del Instituto de Vivienda, Juan Maquieyra.

¿Qué es el Dengue y como Prevenirlo?

El dengue clásico (o fiebre quebrantahuesos) es, como su nombre lo indica, un proceso febril que dura alrededor de una semana en que el paciente se siente morir por los dolores en las articulaciones.

Los últimos registros de una epidemia en el país datan de 1926, cuando aproximadamente el 50% de la población presentó síntomas. De allí en más, los médicos dejaron de atender dengue y paulatinamente fueron olvidándolo. En 1965, la Argentina fue declarada libre de Aedes aegypti , el mosquito que lo transmite, pero la falta de constancia en la aplicación de programas de erradicación abrió las puertas a su regreso. Hoy, salvo en la Patagonia y la región de Cuyo, el mosquito está presente en todo el territorio del país.

El verano es la estación del año más propicia para la reproducción del mosquito. Se desarrolla en ámbitos domiciliarios, colocando sus huevos en las superficies donde hay agua.

Para evitar la reproducción del mosquito, se recomienda limpiar, fregar y secar bien el interior de recipientes que puedan juntar agua, así como tirar agua hirviendo en canaletas y rejillas, y cubrirlas con tela mosquitera.

También se aconseja dejar dados vuelta los envases que puedan acumular agua; renovar el agua de los floreros y de las mascotas cada dos o tres días, y limpiar bien los portamacetas.

Otros recaudos que se pueden tomar son aplicarse repelente en aerosol, crema o líquido en las partes del cuerpo no cubiertas por la ropa; colocar mosquiteros o telas metálicas en las aberturas de las viviendas, y usar espirales, pastillas o líquidos repelentes.

Síntomas

Aunque la forma clásica tiene muy baja mortalidad, el dengue hemorrágico presenta dolor abdominal, vómitos incesantes y un descenso abrupto de las plaquetas (que intervienen la coagulación).

En caso de sentir dolores musculares, articulares, fatiga, dolor de cabeza (especialmente en la zona de los ojos), erupciones, náuseas, vómitos o fiebre alta, se solicita acudir al médico y no automedicarse.

 

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.