Los «pibes» de Boca volvieron a ganar y están en la final del Torneo Internacional de Verano (video)

Boca Juniors hilvanó la noche del viernes su segundo triunfo consecutivo en la pretemporada y derrotó por 3-2 a Universidad de Chile, para clasificarse a la final del Hexagonal de Verano, certamen de preparación que se juega en la ciudad de La Plata.

El equipo dirigido por Sebastián Battaglia, aún con una formación alternativa, resultó superior a su adversario y edificó otro éxito convincente en el estadio Uno, de Estudiantes.

Cristian Medina (Pt. 39m.), Exequiel Zeballos (St. 6m.) y Luis Vázquez (St. 28m.) marcaron para el conjunto xeneize, que venía de ganarle por 2-0 al otro grande del fútbol chileno: Colo Colo.

En el conjunto ‘azul’, que se quedó con diez hombres prematuramente en la segunda etapa por la expulsión del mediocentro Camilo Moya (St. 2m.), anotaron el uruguayo Cristian Palacios (Pt. 32m.) y Ronnie Fernández (Pt. 46m.).

A la espera del arranque oficial de la competencia, tanto en la Copa de la Liga Profesional como en la Libertadores, Boca continúa entonándose con rendimientos en los que pone en evidencia el caudal técnico que posee en su plantel.

Tal vez, las únicas notas discordantes de la noche para el técnico Battaglia y los simpatizantes xeneizes serán la lesión del volante Agustín Almendra (se retiró con una entorsis en el tobillo derecho) y el resultado positivo de coronavirus del zaguero Carlos Izquierdoz, quien –lógicamente- ni siquiera fue al banco de suplentes.

Ciertas deficiencias defensivas exhibidas en pelotas aéreas, sobre todo en las coberturas que debió ejecutar el peruano Carlos Zambrano, emergen también como señales de alerta a corregir en este Boca que se sustenta en base a lo que puedan producir los pibes.

Lo del santiagueño Zeballos y su desfachatez para encarar ya es una realidad consumada y parecería inapropiado que perdiera la titularidad en el eventual equipo de arranque, más allá de que Darío Benedetto (estuvo en la platea alentando a sus nuevos compañeros) es fija para ocupar una de las plazas de ataque.

También hubo una criteriosa tarea de Aaron Molinas, desempeñándose más como una suerte de volante interno y no tanto como enganche. Es cierto, el pibe boquense empezó a hacer diferencias en el manejo, cuando la ‘U’ de Chile (elenco en formación, tras evitar el descenso en la pasada temporada) se quedó con diez, por la expulsión de Moya.

A los 32m. del primer tiempo, tras una infracción de Zambrano, el equipo visitante se situó arriba en la pizarra, con una aparición de Palacios que le ganó la cobertura a Esteban Rolón.

A los 39m., el ingresado Medina estampó un anticipo de cabeza en el área, a un tiro de esquina de Zeballos, y estableció el 1-1 provisorio. Pero antes de finalizar el primer período, el delantero Ronnie Fernández se elevó mejor que ninguno y metió un fortísimo frentazo (le ganó en el salto a Sandez) para situar en ventaja a la ‘U’.

En el segundo tiempo, a los 6m., una buena acción individual permitió a Zeballos meter un remate cruzado que contó con una floja cobertura del arquero Hernán Galíndez (ex Rosario Central y Quilmes) para convertirse en el 2-2 provisorio.

Y sobre los 28m., cuando el dominio de Boca ya era ostensible, el pibe Vázquez quedó mano a mano con el guardavallas rival y decretó la victoria, con un disparo bajo y fuerte.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.