Macri fue operado por un pólipo en el intestino y estará internado hasta mañana

El expresidente Mauricio Macri fue sometido este martes en una clínica privada porteña a una intervención quirúrgica en la que le extrajeron un pólipo del intestino grueso y permanecerá internado al menos hasta durante 24 horas.

El médico del expresidente, Pedro Farraina, dijo en declaraciones a la prensa que el estado de salud de Macri «es muy bueno» y afirmó que «lo vamos a dejar hasta mañana, lo veremos, y si todo esta bien seguramente se irá a su casa».

«Gracias a la experiencia del equipo de endoscopía se pudo hacer las resección de ese tumor benigno, en forma completa, lo cual nos deja muy tranquilos», explicó el médico al dar el parte frente al centro de salud.

El médico sostuvo que «tiene que estar internado por lo menos un día y ver cómo es su evolución».

«Las expectativas son muy buenas», manifestó Ferraina, y dijo que «el diagnóstico es de benignidad, ya había sido hecho previamente».

El médico explicó que «ese pólipo fue diagnosticado en un estudio de rutina que él se suele hacer por colonoscopía».

«En este caso la conformación era plana, estaba ubicado en un lugar muy difícil para su extirpación», afirmó y agregó que «entonces, simplemente se sometió a una biopsia y hoy se completo el tratamiento».

Asimismo, expresó que el pólipo «fue hallado en un estudio endoscópico de rutina» y precisó que el expresidente «no había sido operado nunca del intestino, fue un hallazgo endoscópíco».

«Ahora lo que tiene que hacer es un seguimiento», manifestó, y dijo que «se va a quedar internado». «Lo dejamos hasta mañana», insistió.

El médico explicó que «la lesión estaba en la primera porción del intestino grueso, que se denomina ciego», y sostuvo que el pólipo «era de aproximadamente unos 4 centímetros».

La intervención del expresidente, que llegó al centro de salud acompañado por su esposa Juliana Awada, se hizo a las 16, informaron a esta agencia voceros de Macri.

Vale recordar que en 2016, el ex presidente fue intervenido en el consultorio del médico otorrinolaringólogo Rafael Perrone, con una microcirugía láser, con anestesia local, que no requirió internación por un pólipo pero en sus cuerdas vocales.

Por entonces, Simón Salzberg, jefe de la Unidad Médica Presidencial que estuvo a cargo junto a su médico otorrino de cabecera, Salvador Magaro, había manifestado que «El estudio no es con anestesia general e internación, sino que es con anestesia local y ambulatoria», había confirmado

El diagnóstico surgió luego de un estudio al que fue sometido el presidente en el que le encontraron un pólipo en la cuerda vocal izquierda. Para los médicos presidenciales la intervención era para «volver a mirar y con láser eliminarlo».

Incluso el médico señaló que la intervención había sido «muy rápida» y que la enfermedad es muy normal en «actores y cantantes», al ejemplificar sobre los profesionales que suelen forzar la voz más de lo habitual.

Noticia en desarrollo

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.