Ginés González García. «La flexibilización puede volver para atrás, estamos evaluando»

El ministro de Salud Ginés González García confirmó que pedirá a la Organización Mundial de la Salud (OMS) que la vacuna contra el coronavirus, que ya comenzó a testearse en seres humanos tanto en Europa como en Estados Unidos, sea para todos los países sin que rija la actual ley de patentes. También reconoció que de registrarse un fuerte crecimiento de contagios podría volverse atrás con la flexibilización de la cuarentena.

Durante una recorrida por los nuevos hospitales modulares que instaló el Gobierno nacional en distintos partidos del Conurbano, que el presidente Alberto Fernández y el gobernador bonaerense Axel Kicillof visitaron este jueves, el titular de la cartera de Salud confirmó que por intercambios con sus pares de otros países tuvo noticias de que un laboratorio ya está bastante avanzado en los testeos de una posible vacuna contra el coronavirus. Al respecto añadió: “La OMS debe imponer una disponibilidad para que esa cura sea de libre acceso para todo el mundo. El reclamo es que cuando tengan la vacuna sea para todos y que no rija la estrategia actual de la ley de patentes”.

En relación con el aumento en el número de contagios de los últimos días, González García manifestó: “Nuestro miedo ha sido siempre el ingreso del virus en los barrios más vulnerables. Allí es más difícil el aislamiento y es más fácil el contacto masivo. Pero lamentablemente eso fue lo que pasó en la Ciudad”. Y agregó: “Ahora estamos trabajando con ellos en la búsqueda de casos, control de focos. Nosotros somos los que salimos a buscar y detectar casos. Es toda una estrategia más activa y de búsqueda”.

En relación con este plan de testeos activos, añadió: “Este es el programa que esperamos que lo hagan en el conurbano bonaerense todos los partidos. En esto estamos trabajando con los ministerios provinciales, los intendentes. Pero siempre la magnitud más relevante es en el AMBA. Lo que no es real es que se asocie el número de aumento de casos a una apertura muy controlada que es la apertura industrial y comercial. En tal caso las consecuencias de ello se verán en dos semanas. Estos casos se han incrementando por la expansión que tienen al entrar en barrios vulnerables. Esperemos que la Ciudad pueda controlarlos, estamos trabajando codo a codo con ellos. Pero también son situaciones particulares. Se trata de casos donde hay situación de vulnerbalidad, encierro con hacinamiento, cárceles, geriátricos. El tema del transporte es nuestra obsesión. Hay que pensar en una estrategia. Nosotros pedimos más participación popular para la detección activa de casos. Por eso ampliamos la forma de sospechosos. Ante el menor indicio hay una rápida respuesta”.

Por último, no descartó las posibilidades de volver atrás en la flexibilización de la cuarentena: “Nosotros tenemos monitoreado todo el país. Y en donde veamos algún tipo de dificultades o que se disparan los casos, volveremos atrás. Esto ya lo ha dicho el Presidente. Acá no hay una única receta. Hay países que vienen adelante nuestro en cuanto a la evolución de la epidemia pero no del resultado. Y están haciendo ensayo y error. Nosotros tratamos de no hacer ensayos. Pero claramente todo lo que hagamos debe ser con el pie puesto en el freno y en cuanto haya una circunstancia en que se disparen casos vamos a retroceder”.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *