Un día como Hoy| Benny Hill el cómico que lo tuvo todo y murió solo

Benny Hill fue una de las primeras conquistas del movimiento feminista en la televisión británica. Avatar de un humor sexista y hoy ya desfasado que triunfaba en el Reino Unido de mediados del siglo pasado, el avance de la sociedad terminó dejando por obsoleto un modelo de hacer televisión.

Un día como hoy pero de 1192 dejaba de existir, y en #CincoDías recordaremos al cómico que vivía rodeado de mujeres, pero jamás se casó. Ganó fortunas, pero tenía terror a gastar

su dinero. Murió solo y lejos del éxito que alguna vez conoció…

Sus sketches, a cámara rápida y plagados de persecuciones, combinaban el lapstick, una variante cómica muy propia de la época en la que se mezclaban caídas, golpes y accidentes sin repercusión, con la aparición de mujeres en bañador e incluso mostrando sus pechos ya en la etapa final del programa con el que alcanzó la fama en todo el mundo. El ‘pícaro’ Benny Hill se convirtió en sí mismo en el estereotipo de inglés con sobrepeso y sonrosado al que le gustaba hacer chistes que jugaban con los límites del acoso sexual y el humor fácil.

 

A pesar de ello parece que Hill no se llevaba esa personalidad a su vida privada, sino que eran otros demonios los que le atormentaban e impedían llevar una vida feliz. Los rumores apuntaban a que era homosexual e impotente, aunque una periodista que llegó a conocerle a fondo aseguró que lo que le pasaba era que sentía que nadie podía llegar a quererle y que era imposible que pudiese resultarle atractivo a una mujer.

Ese contraste entre lo que se veía en pantalla y lo que luego sucedía en la vida real lo llevó también al terreno de las finanzas, ya que a pesar de llevar una vida parca y sin caprichos debido a un miedo atroz a gastar su propio dinero, lo cierto es que los réditos que generaba su The Benny Hill Show le reportaron millones de euros hasta el final de sus días. Aun así, vestía las mismas ropas hasta que se ajaban y pegaba las suelas de sus zapatos con pegamento para evitar tener que hacerse con unos nuevos, además de comprar solo aquella comida que se encontrase de oferta en el supermercado y no llegar a tener coche propio.

Uno de sus momentos más recordados en la televisión española fue cuando participó en el programa Las noches de tal y tal de Telecinco junto al entonces presidente del Atlético de Madrid y alcalde de Marbella, el difunto Jesús Gil, al que según cuentan le dio una bofetada tan fuerte durante la grabación de un sketch que terminó enfadando al empresario español, que se la habría devuelto

Su programa llegó a emitirse en más de 140 países durante casi 40 años, pero las quejas del incipiente movimiento feminista terminaron dejándolo en parte del imaginario colectivo como un show vulgar y sexista que no sería posible en la BBC de hoy en día. Todo ello coincidió además con su propio declive personal, momento en que el sobrepeso y su mala salud terminaron provocándole un ataque al corazón.

https://www.youtube.com/watch?v=D9VPNTpisPo

Dos meses después, en 1992 y tras negarse a hacerse un bypass coronario, falleció de una trombosis coronaria viendo la televisión en su sofá, lugar en el que le encontraron cinco días después.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.