Rubinstein recomendó dar la segunda dosis a los vacunados VIP: “Hay que terminar de vacunarlos, pero que sea público y que rindan cuentas”

El ex ministro de Salud Adolfo Rubinstein opinó sobre el caso del Vacunatorio VIP y se refirió a si estas personas vacunadas deberían recibir la segunda dosis: “Pienso que sí. Obviamente, hay que completar el esquema de vacunación porque la inmunidad parcial también puede ser muy riesgosa. Hay que terminar de vacunarlos. Ahora, yo me pregunto cómo se va a hacer eso, pero claro que tienen que completar el sistema de vacunación. Que sea público y que rindan cuentas”.

En diálogo con La Once Diez / Radio de la Ciudad, también hizo hincapié en las fotos de militantes oficialistas recibiendo la vacuna: “Los pibes de La Cámpora, que se supone que son jóvenes solidarios, resulta que son los primeros que se vacunan”. Y agregó: “Hasta los intendentes que se vacunan suponiendo que dan el ejemplo, lo cual es absurdo. Más allá de que configure o no un delito, es un hecho de una trascendencia ética y moral escandalosa”.

Rubinstein advirtió que “esto es un problema sistémico, no es solo el hecho puntual escandaloso de que en el Ministerio de Salud se vacune gente VIP, el tema es que esto está ocurriendo a todo nivel, desde la partidización de la campaña de vacunación en la provincia de Buenos Aires salteando todas las estructuras sanitarias”. En este contexto, señaló que “me llamaría mucho la atención que la Dra. Vizzotti desconozca esto”, ya que “la que dirigía en el Ministerio de Salud todo lo que tiene que ver con la campaña de vacunación es la Dra. Vizzotti, que está ahora”.

Para el ex funcionario, el caso del Vacunatorio VIP “es un hecho que le pega debajo de la línea de flotación al Gobierno en cuanto a todo su discurso y su relato de igualdad y equidad”.

También sostuvo que “el primer problema es que no está asegurada la cadena de suministro de la vacuna”, ya que las vacunas “están llegando a cuentagotas”. “Obviamente, esto responde a una mala gestión en la adquisición de vacunas. Los chilenos se aseguraron para comenzar su plan de vacunación masiva tener en Chile más de 4 millones de dosis. Nosotros comenzamos con 300 mil dosis por un capricho del Presidente de comenzar antes de fin de año, lo que hizo que esto se interrumpiera. Arrancar y parar es muy malo para una campaña de vacunación”, analizó.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *