«Air» Jordan cumple 58 años

Michael Jordan dejó un legado imborrable en el mundo del baloncesto, pues en la NBA se mostró imponente durante se pasó desde 1984 hasta 2003, incluyendo un retiro en el proceso. Además, dejó una marca de 32.292 puntos, 5.633 asistencias y 6.672 rebotes como jugador.

Hoy, cumple 58 años y sigue siendo considerado como el mejor de la historia por su calidad.  En #CincoDias repasamos algunos de sus tantos récords…

Seis anillos de campeón

Seis títulos que se dividieron en dos tricampeonatos; todos con Chicago Bulls. Ganando la Temporada 90/91, 91/92 y 92/93, así fueron sus primeros trofeos. Después, tras volver de su retiro de un año (1994), Jordan ganó el torneo de NBA en la Temporada 95/96, 96/97 y 97/98. Además, fue MVP de la Final en todas las que disputó.

Cinco MVP’s en la NBA

Ser el mejor jugador de una temporada en la NBA es complicado, pues la calidad existe en todos los equipos. Sin embargo, Michael Jordan lo logró en la Temporada 87/88, 90/91, 91/92, 95/96 y 97/98. Es por esto que se le considera el más grande.

Dos medallas de oro

Su primer año de fantasía en la duela lo catapultó a representar a su país en los Juegos Olímpicos y se llevó la medalla de oro en Los Ángeles, donde derrotó a España. Tras esto, en los JO de 1992 con sede en Barcelona, Estados Unidos venció a Croacia y el equipo se consideró el Dream Team.

Un debut soñado

En su primer año en la NBA con los Bulls, Jordan promedió 28.2 puntos y se llevó el Rookie del año. Además. Asistió a su primer juego de estrellas y fue parte de la quinteta inicial. También rompió el récord de la franquicia al ser el novato con más puntos (49) en un juego.

Volando por los cielos

En 1988, Michael Jordan guardó su nombre en el Dunk Contest de la NBA, pues realizó una de las mejores clavadas de la historia al saltar desde el tiro libre y retacar el balón. Aquella vez se llevó el galardón por segundo año consecutivo al vencer a Dominique Wilkins.

El tiro libre sin ver «Esta va por ti, bebé.»

Esto fue lo que le dijo Michael a Mutombo previo a lanzar un tiro libre con los ojos cerrados. Es una de las jugadas más vistas de la historia en la NBA, pues Jordan se burló de su rival y desafió a la lógica el encestar sin ver.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.