El chavismo recupera el control de todos los poderes

Con la asunción de los diputados electos el mes pasado, el oficialismo chavista recuperará este martes el control y la mayoría de los cinco poderes públicos de Venezuela, después de que la Asamblea Nacional (AN, parlamento) estuviera en manos de la oposición durante el último quinquenio.

Tras el holgado triunfo chavista en las elecciones del 6 de diciembre, a las que no concurrió la mayoría de la oposición y en las que el oficialismo ganó no solo la mayoría simple sino además las dos mayorías calificadas necesarias para aprobar ciertos tipos de leyes, la única incógnita que quedaba se despejó esta tarde y es que el presidente de la AN será el exministro Jorge Rodríguez.

El período posterior a los comicios dio lugar a una dura competencia por ese puesto entre Rodríguez -una de las figuras más próximas al presidente Nicolás Maduro- y el número dos del Partido Socialista Unido de Venezuela (PSUV) gobernante, el capitán Diosdado Cabello.

Rodríguez estará secundado por la exministra Iris Varela y el exgobernador Didalco Bolívar como vicepresidentes, y Cabello será el jefe de la bancada oficialista, anunció esta tarde este último, según el diario caraqueño Tal Cual.

De ese modo, el chavismo recuperará este martes el control de los cinco poderes públicos del país tras haber perdido en los últimos cinco años la mayoría de la AN por única vez desde que llegó al Gobierno a comienzos de 1999.

No obstante, la recuperación del control parlamentario por parte del oficialismo no cerrará la crisis institucional del país, por cuanto el sector mayoritario de la oposición, que desconoció los comicios de diciembre, resolvió extender el mandato de los legisladores actuales hasta que haya «elecciones libres».

Por lo tanto, la mayoría de la oposición mantendrá una suerte de parlamento paralelo que no tendrá efectos prácticos en la legislación del país, pero dará cierto sustento político a la prolongación del gobierno interino encabezado por Juan Guaidó y designado por la AN en 2019, tras desconocer también las elecciones en que Maduro fue reelecto en 2018.

Al respecto, varios de los cerca de 60 países que consideran presidente de Venezuela a Guaidó ya anticiparon su desconocimiento a la AN que asumirá este martes, entre ellos Estados Unidos, que es el principal sostén económico del gobierno paralelo opositor y mantiene bloqueado dinero del Estado venezolano en su país y sanciones para casi toda la primera plana chavista.

La continuidad de la AN actual fue declarada nula por el Tribunal Supremo de Justicia (TSJ) el 30 de diciembre, un día después de que Maduro advirtiera que no le «temblará el pulso para actuar férreamente» frente a «estas ínfulas de autoproclamación y de extensión ilegal e inconstitucional de supuestos mandatos».

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *