¿Que implicaría volver a la Fase 1 en AMBA?

Desde el comienzo de la pandemia, el país ha implementado el aislamiento social preventivo y obligatorio (ASPO). Desde el 20 de marzo, esta etapa ha impuesto regulaciones estrictas sobre las actividades y actividades de todos los ciudadanos (solo empresas y trabajadores importantes) Restringido de estar autorizado para trabajar. Con la actualización de esta medida, varios sectores económicos han agregado excepciones. En las últimas semanas, se realizaron actividades recreativas con jóvenes menores de 16 años y se ejercitaron por un tiempo limitado. Después de obtener el permiso, el número de casos de coronavirus en AMBA aumentó, por lo que se estima que volverán a la primera etapa de cuarentena.

Cómo es la Fase 1

El objetivo principal de esta etapa de aislamiento estricto es «achatar la curva de infección» y es la medida que tiene el mayor impacto en la vida diaria de todos los argentinos. Sus restricciones se extendieron hasta el 31 de marzo por primera vez. Según una tabla preparada por el Ministerio de Salud, siempre que el caso se duplique cada cinco días o menos, la primera etapa de la circulación sanguínea se limita a las actividades básicas y la movilidad de la población puede ser de hasta el 10%.

Las restricciones

En la fase 1 de la cuarentena solo están habilitados los negocios de tareas esenciales : venta de alimentos, farmacias, ferreterías, artículos de limpieza y veterinarias.

La restricción de la circulación es completa y los ciudadanos sólo deben adquirir los productos indispensables en comercios barriales, que no impliquen mayores desplazamientos de sus domicilios.

La resolución presidencial establecía la prohibición de desplazarse por rutas, vías y espacios públicos, a fin de prevenir la circulación y el contagio del virus.

Además, las fronteras quedan cerradas y se suspende el transporte aeronáutico entre jurisdicciones y los viajes internacionales, a excepción de los vuelos de repatriación.

Estuvo suspendida la actividad de bancos, escuelas, transporte público de pasajeros, cobranza de impuestos y servicios, la actividad registral nacional y provincial, la producción para exportaciones y procesos industriales específicos.

Aunque posteriormente fueron habilitadas, en el inicio de la cuarentena las restricciones abarcaban a los peritos y liquidadores de siniestros de compañías aseguradoras, la venta minorista (solo con pago electrónico y envío a domicilio), la atención médica odontológica y en ópticas, los laboratorios de análisis clínicos, los centros de diagnóstico por imagen, los establecimientos para víctimas de violencia de género.

Queda prohibida la actividad en eventos sociales, eventos masivos, deportivos y religiosos, centros comerciales, cines, bibliotecas, locales gastronómicos, gimnasios, teatros, museos, parques y plazas y cualquier otro espacio público o privado.

De acuerdo al decreto presidencial del 20 de marzo, «todas las personas deberán permanecer en sus residencias habituales o en el lugar en que se encuentren y abstenerse de concurrir a sus lugares de trabajo».

También estuvieron restringidas las salidas recreativas y la actividad física .

Una de las primeras decisiones que aún se mantiene es la suspensión de las clases en todos sus niveles, por lo que los estudiantes realizan, desde entonces, sus tareas escolares bajo la modalidad virtual.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *