Según la Cámara Argentina del Libro, en mayo se produjeron 200.000 ejemplares

La Cámara Argentina del Libro (CAL) informó que durante el mes de mayo se produjeron en la Argentina apenas 200.000 ejemplares, cuando en mayo de 2019 ese número era de un millón y explicó que se editaron alrededor de 200 novedades, cuando en promedio suelen ser 600 al mes.

Diana Segovia, gerenta de la institución, explicó que si bien los informes suelen ser sobre períodos más amplios -trimestrales o cuatrimestrales- desde la declaración de la cuarentena por la pandemia del coronavirus, comenzaron a hacerlos de manera mensual.

«En abril nos focalizamos en todas las novedades, sin distinguir el digital o el papel pero en mayo nos detuvimos en las novedades en papel y encontramos esta caída tan marcada, ya que en mayo de 2019 esa producción fue de 675 ejemplares y este año fue de 236», explicó Segovia.

Según el informe ese número fue aún más bajo en abril de 2020 cuando la cantidad de novedades producidas fue de 167 mientras que el mismo mes del año anterior había sido de 637.

Segovia destaca el impacto de la suspensión de la Feria Internacional del Libro de Buenos Aires en el sector, ya que muchas novedades cuya presentación estaba prevista durante el transcurso de ese evento, no se editaron.

Para Segovia, la posibilidad de venta on line o por delivery de libros o la apertura parcial de librerías «hizo crecer la demanda, mejoró la situación de las librerías pero no de las editoriales que siguen 60 o 70 por ciento abajo en relación al año pasado. El sector editorial se está manejando con stock, esto es reponen lo que les piden de las librerías pero sacan solo novedades que ya tenían en imprenta», explica.

En relación a los formatos, se publicaron tan solo 28 libros digitales en mayo y 43 en abril y en ese sentido se advierte un crecimiento en la publicación de las versiones digitales: 315 en marzo, 331 en abril y 246 mayo contra 112 en marzo, 112 en abril y 144 en mayo que se producían en 2019.

«Creció la idea de producir en digital pero es un título que cambia de soporte, no es nuevo libro», advierte la gerenta general de la CAL.

Ya en el informe del mes de mayo, la institución registraba una caída histórica en la producción editorial con una baja del 50% en la publicación de novedades en el primer cuatrimestre de 2020 comparado con el mismo período de 2019, en un sector que viene registrando una crisis de producción y ventas desde 2016.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *