En mayo volvió a aumentar la Canasta Básica de Alimentos

Luego de más de setenta días de aislamiento social que incluyen una disminución notable del consumo como consecuencia de la caída en el poder adquisitivo de los salarios de los trabajadores, muchos de los cuales no han cobrado sus sueldos, otros lo han cobrado con fuertes descuentos, “los precios de los productos de la canasta básica de alimentos no dejan de aumentar” y  lo hicieron un 5,42% en Mayo pasado.

Así lo confirmó Héctor Polino desde Consumidores Libres, quien explicó que “respecto al mismo periodo del 2019, los productos de almacén tuvieron un aumento del 6,30%”.  Del análisis se desprende que el sector de huevos se incrementó un 28,79%, en tanto la Harina lo hizo en un 4,62%.

En lo que respecta a “Frutas y Verduras” el aumento fue de un 5,33%, siendo la cebolla el producto con mayor incremento (18%), seguido por la manzana (11,25%).  El dato es que tanto la papa como el paquete de acelga no manifestaron variaciones y mantienen su precio estable. Bola de Lomo (6,67%) y Asado (5,41%) fueron los afectados.

Según Polino, en momentos donde el índice inflacionario del INDEC se encuentra por debajo del 2% por ciento es difícil saber qué es lo que hace aumentar los precios, y plantea como posibilidad la suba del dólar o la concentración de las empresas del rubro, a lo que refirió que “es muy difícil saber en qué eslabón de la cadena se está produciendo una verdadera distorsión de precios”.

En eses sentido señaló  “hoy no lo sabemos”  y apuntó que “la única forma efectiva de control es la aplicación de las leyes que están vigentes, entre otras la ley que se denomina Observatorio de Precios, por medio de la que funcionarios del Ministerio de Economía de la Nación con representantes de tres entidades de Defensa de los Consumidores tienen que observar los precios desde la materia prima hasta que el producto está a la venta para determinar en qué eslabón de la cadena se produce una distorsión de precios de modo tal que el gobierno pueda actuar rápidamente sobre ese eslabón de la cadena, o la Ley de la Competencia del 2018…”.

En cuanto a la descentralización del control que el Gobierno nacional derivó en los intendentes la consideró “un fracaso” pues ellos pueden “controlar o castigar al comerciante que tiene exhibidos sus precios por fuera de sus máximos” pero no puede determinar qué eslabón de la cadena fue el responsable.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *