Coronavirus: piden voluntarios para el primer estudio en el país sobre la falta de olfato

El Hospital de Clínicas llevará adelante el primer estudio en el país sobre falta de olfato, como síntoma del coronavirus. Para tal fin, hará un nuevo llamado a voluntarios para ser testeados. No poder oler ya era un síntoma para los profesionales argentinos en las últimas semanas, pero no había una campaña de ese tipo para diagnosticarlo.

Tras los testeos serológicos en las estaciones de Retiro, Once y Constitución a personas asintomáticas que pudieron superar el virus a través de anticuerpos, se procede a esta siguiente etapa. Se buscará establecer sus características clínicas, tiempo de duración y secuelas.

Se seleccionarán a 50 personas de forma virtual, ya sea por correo electrónico o redes sociales. El estudio lo llevará a cabo el Área de Olfato de la División de Otorrinolaringología junto a equipo de ORL del Hospital de Clínicas, junto a la Fundación Huésped y con colaboración de INBIRS (instituto dependiente de la Universidad de Buenos Aires y CONICET).

Reconocer la pérdida súbita del olfato -con alteraciones del gusto como ageusia (falta de gusto) o hipogeusia (disminución del gusto)- como síntoma de esta enfermedad obligó a modificar la definición de caso sospechoso”, dijo Stella Cuevas, la investigadora que ya está respondiendo los mails que recibe de aplicantes a pacientes.

Cuevas, que es experta en Olfato y ex presidenta de la Asociación de Otorrinolaringología de la Ciudad de Buenos Aires ( AOCBA), explicó que desde el 16 de abril, a la fiebre, la tos y el dolor de garganta, se sumó la anosmia (falta de olfato) como síntoma de “corona”, como llama al Covid-19.

El virus presenta apetencia (en el sentido de ‘capacidad’ y ‘afinidad’) por el tejido neural. Y el neuroepitelio olfatorio se encuentra ubicado en la nariz, en los cornetes superiores, las fosas nasales y el techo de la nariz. Ocupa una superficie de aproximadamente 5 cm2 y está formado por tres tipos de células: neuronas o células olfatorias, también conocidas con el nombre de células bipolares. Son las únicas neuronas que están fuera del cerebro; células de sostén y células basales. La capa de moco es el primer sitio de contacto de las partículas odoríferas con las células olfatorias”, detalló Cuevas.

Sobre la convocatoria, comentó que “está apuntada a quienes hayan dejado de oler de manera súbita. De un momento a otro”. “Las personas con alteraciones del olfato y del gusto que hayan aparecido en el último mes en forma aguda”, agregó.

Deben ser mayores de 18 años de la Ciudad de Buenos Aires y del Gran Buenos Aires. “Y sobre todo si han tenido contacto con personas con COVID-19, deben saber que puede ser la forma de presentación de la enfermedad”, advirtió la investigadora.

Para anotarse, hay que escribir a olfatocovid@gmail.com. También puede ser por Instagram a través de la cuenta @olfatocovid, o por la página de Facebook, olfatocovid. Cuando reciban respuesta, deberán completar un formulario.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.