Principio De Acuerdo entre presos y el servicio penitenciario.

De acuerdo a los datos aportados por los investigadores, cerca de las 16 se inició una mesa de diálogo con representantes de los pabellones que participaban de la protesta para intentar llegar a un acuerdo y lograr que los detenidos bajen de los techos del penal, desde donde colgaban banderas que decían «Nos negamos a morir en la cárcel». «Principio de acuerdo», mencionan los partícipes de la reunión. 

En tanto, fuentes del SAME aseguraron que unos 15 agentes penitenciarios fueron trasladados a distintos centros asistenciales con quemaduras y lesiones de distinta consideración. Además, los investigadores afirmaron que al menos dos presos que participaban de la protesta resultaron heridos al caer de los techos del penal y esta tarde aún se escuchaban detonaciones y se observaban a detenidos arrojando piedras desde adentro de la cárcel y algunos focos de incendio.

CRONOLOGÍA

Recordemos que el reclamo se inició anoche con quema de colchones y batucadas en el mencionado penal que depende del SPF y está ubicado en la calle Bermúdez al 2600 de la Capital Federal. Según fuentes policiales, los presos comenzaron por copar dos plantas del penal que tiene capacidad para 1.683 internos y que está dividido en seis unidades residenciales.

El Servicio Penitenciario Federal confirmó que un agente que trabaja en el penal de Devoto ​dio positivo de coronavirus. Esta situación llevó a que otros seis penitenciarios que compartieron el turno con el hombre infectado, sean aislados.

El primer caso de infección en el personal fue en la Unidad 21 de Campana. Además, trascendió que una guardiacárcel de Olmos había dado positivo de coronavirus. Hace dos días se conoció el caso de un agente penitenciario de la Alcaidía Departamental 3 de Melchor Romero que permanecía internado en un hospital de la ciudad de La Plata tras confirmarse que padece Covid-19. De esta manera, suman tres pacientes que pertenecen al Servicio Penitenciario Bonaerense.

En este sentido, trascendió que, los 1694 detenidos habían denunciado sobre la faltan medidas de higiene y prevención de cara al avance de la pandemia. Frente a esto, el 28 de marzo, un empleado penitenciario presentó una denuncia ante el Ministerio Público Fiscal, en donde indicaba que eran 15 los trabajadores de la salud “sospechosos” de haber contraído el virus que estaban bajo observación y que algunos de ellos ya habrían dado “positivo” al test.

 

La situación en las últimas 24 horas se puso aún más tensa cuando algunos reclusos tomarón sectores del penal y prendieron fuego colchones y maderas.

En el pabellón que es el foco de los disturbios, un detenido dice por WhatsApp: “Se despertó la ira de muchos”.

Una alta fuente penitenciaria reconoce: “Tomaron la planta uno del penal, el nivel reservado para narcos y detenidos que cursan estudios universitarios”. La fuente se sorprende: los disturbios suelen comenzar en los sectores poblados por detenidos acusados de delitos violentos como robo y homicidio. Otra fuente de peso dentro del Estado coincide: “No sé qué les van a dar para que se calmen. Esto ya escaló a nivel político”.

El miedo al contagio y el reclamo para que la Justicia resuelva los pedidos de excarcelaciones de cara a la pandemia del coronavirus -una problemática ue marca también al Servicio Penitenciario Bonaerense, con casi 1200 presos en huelga de hambre declarada y dos motines en una semana en cárceles como la N°10 de Moreno o la 23 de Florencio Varela, que terminó con 20 presos heridos y un muerto a causa de las heridas de postas de goma, atraviesa a la protesta.

NOTICIA EN DESARROLLO

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.