Cuando el Teletrabajo es obligatorio: Pymes en contextos de crisis

El Teletrabajo suele ser una materia pendiente para las Pymes, debido a las condiciones que requiere su eficiencia: recursos tecnológicos, procesos,  y métodos de gestión definidos. A su vez conlleva un análisis del negocio y el organigrama, para definir bien si el Teletrabajo es una opción posible para esa cía; qué puestos son los que pueden trabajar desde su casa y cuáles no; y qué skills debe poseer la persona a ocupar esos puestos y su líder.

Lorena Perez, Piscologa UBA

Todo ese proceso que un consultor suele realizar con las Pymes dentro de plazos amigables en un contexto de confort, con la pandemia tuvo que aplicarse de manera automática, de un día para el otro, con los recursos que cuenta la cía en el aquí y ahora, que en general no fueron los ideales.

 

Ante esta disyuntiva en #CincoDias dialogamos con  Lorena Analia Perez, quien es Psicóloga y docente UBA. Mentora  y Coach Ejecutiva, que nos brinda algunos consejos de comos las PyMES puenda afrontar este nuevo futuro sin entrar en pánico.

1)     Fundamental y primario. Darle a los empleados los recursos tecnológicos requeridos para trabajar desde su casa. Muchas personas no tienen computadora o internet en sus domicilios (aunque parezca raro hoy en día! Hay gente que prefiere un estilo de vida free wifi al llegar a sus casas). De no tener servidores propios por suerte hoy contamos con nubes gratuitas como Google Drive o Dropbox (hay muchas mas!) para poder subir ahí la información que necesitamos compartir entre sectores, con los líderes o bien con la Gerencia General. En el caso de los sectores que trabajan con archivos pesados o software de gestión particulares (ej: Diseño y Desarrollo) una sugerencia ha sido transportar la CPU de los empleados a sus casas. Los archivos pesados pueden ser compartidos por We transfer, ya que debido a la cantidad de MB o GB que implican no pueden ser subidos a un servidor o enviados por mail. Además se sugirió utilizar herramientas de comunicación virtual como el SKYPE o el Google Meeting, que te permiten establecer conversaciones unívocas o de grupo, brindando además la posibilidad de compartir pantallas.

2)     Otro aspecto fundamental es la confianza hacia la gente. En las PYMES donde no hay procesos u objetivos definidos suele predominar una fantasía de que algunas personas de la cía “se rascan” si no son supervisadas de cerca por los jefes. Y desde ese axioma  la distancia se convierte en un obstáculo más que preocupante. Ya que esta situación imprevista nos obliga a confiar en empleados a los cuales no les teníamos tanta confianza salvo bajo nuestra estricta supervisión. Y obviamente como no confiamos, la desconfianza se hace exponencial. Líderes confíen en su gente! Sean más o menos efectivos en sus trabajos están en el mismo barco y hoy justamente no es el mejor momento para desconfiar. Hoy necesitamos confianza y solidaridad. Dejemos nuestras emociones subjetivas para después de la tormenta.

3)     Otra sugerencia central es introducir metodología  de trabajo donde prime la definición de objetivos diarios/semanales, definidos claramente. Dependiendo el seniority del equipo se podrá consensuar objetivos y plazos, o asumir un estilo más directivo. Lo que tendré que hacer es comunicarle con claridad al equipo dónde pretendo que se enfoque, cuáles son los estándares de calidad que espero, y el plazo de revisión (diario/semanal). Yo siempre recomiendo arrancar el el día de trabajo con una reunión de 10 minutos con el equipo  para establecer pioridades del día, repasar los objetivos y chequear cumplimientos del día anterior. Esta metodología debería ser central en cualquier modalidad de trabajo que estemos (presencial o a distancia), ya que fomenta la orientación a resultados, la buena comunicación, la sinergia grupal, la operatividad del equipo, entre otros miles de beneficios.

4)     Practicar el Liderazgo consciente. La situación de crisis nos encuentra parados en diferentes lugares, algunos tal vez vienen en un proceso de desarrollo de liderazgo y otros tal vez no. El Liderazgo consciente apunta a concentrarnos en el aquí y ahora, con aquello que está dentro de nuestra capacidad de control. Lo que no hemos logrado hasta ahora no es el momento de intentarlo, esto va para nosotros mismos y para nuestro equipo. Tenemos que enfocarnos en lo que tenemos hoy, con las condiciones que eso implica, guste o no guste. Tal vez en este momento nuestro granito de arena parezca poco, y tal vez insuficiente frente a las pérdidas económicas que sufriremos, pero mejorando la organización del equipo, la comunicación y la metodología de trabajo, enfocando la fuerza de trabajo del grupo con objetivos, promoviendo el compañerismo y la sinergia de equipo, gestionando las emociones propias y ajenas haremos un montón! Y ni hablar promover el trabajo desde casa.

 

Para #CincoDias por Juan Jose Postararo 

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *