“Lo único que funcionó fue la máquina de trolls”

A escasas horas de que culmine la medida que implicó el cese de comercialización de granos y carnes convocado por la Mesa de Enlace, desde el Gobierno destacaron que no tuvo mayor impacto, tanto en los mercados como a la vera de las rutas.

El ministro de Agricultura, Luis Basterra, afirmo que «fue más una cuestión declamatoria que concreta», y aseguró que el esquema de retenciones «no» se modificará.

«La de la Mesa de Enlace fue una medida sin impacto en el transporte, como en el ingreso a puertos, y en la negociación en los mercados de futuros y opciones. Y con un anticipo de los frigoríficos de comprar durante el fin de semana pasado, ante la incertidumbre de si les iban a parar la hacienda en el medio de la ruta», indicó Basterra.

A su criterio «la gente y los productores entendieron en su gran mayoría que la medida que se tomó -el nuevo esquema de retenciones- no es de recaudación fiscal, sino que es distributiva», y consideró que esta política «seguramente no fue comprendida por algunos productores y alguna parte de este segmento de los denominados autoconvocados».

Señaló que estos sectores «generaron una movida y una presión para que se defina alguna medida», y subrayó que «lo concreto es que no trascendió».

«Hoy tenemos el fin de una medida que no ha tenido el resultado previsto por las cuatro entidades y que tampoco fue generador de una movida espontánea de los denominados autoconvocados», aseguró Basterra, quien remarcó que «lo único que funcionó fue la máquina de trolls».

En este sentido el ministro refirió sobre si habría alguna modificación al nuevo esquema de retenciones, y fue tajante: «No, no, tenemos un modelo que es absolutamente equilibrado, de segmentación, que le quita el impacto de la medida a tres de cada cuatro productores de soja».

Aseguró que «todas las economías regionales, todas las producciones, sostienen el nivel de retenciones que tenían o disminuyeron», y puso de relieve que «un solo cultivo tuvo una suba que impacta en uno de cada cuatro productores».

«Estamos ante un modelo equilibrado y que fiscamente no recauda para el Estado, sino que es una política distributiva con sentido de equidad social, por la distribución y por el impacto menor para los sectores que más necesitan ingresos», afirmó Basterra, quien añadió que el nuevo esquema «impacta en todo el territorio de la Argentina de manera beneficiosa y no en una sola región».

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *