Unos 1.200 estudiantes reflexionan sobre discriminación y estereotipos en jornada por la diversidad

La forma en que se reproducen los estereotipos, desde qué lugares se construye la discriminación, qué canciones se cantan en la cancha y las experiencias de jóvenes trans formaron parte de las actividades de una jornada por la diversidad que reunió a unos 1.200 adolescentes en el Espacio Memoria y Derechos Humanos de la Ciudad de Buenos Aires.

Los jóvenes, entre otras actividades, desarrollaron juegos con pelota, armaron una radio abierta donde hablaron de identidades y realizaron collages de imágenes que representaban la diversidad en la 13ª edición de «Encontrarse19», evento que nació en el 2007 organizado por la «Fundación Encontrarse en la Diversidad»

«Acercamos a chicos y chicas de distintas escuelas, de distintas condiciones económicas, de distintos formatos escolares a que rompan los prejuicios encontrándose cara a cara», dijo a Télam Ariel Dorfman, director de la fundación.

Más de diez talleres simultáneos, muestras artísticas, espacios de diálogo y diferentes dinámicas de juego completaron la agenda de esta jornada que tiene como meta el ejercicio de la reflexión acerca de los mecanismos de exclusión y de la desigualdad.

Ariel Dorfman

Paneles de «mujeres que no fueron tapa», talleres de fútbol callejero, obras artísticas sobre la construcción de prejuicios y estereotipos, danza inclusiva, diálogos sobre la elección de trabajo, y un espacio para charlar sobre adolescencias trans fueron las actividades más elegidas por los estudiantes.

«¿Hola, cómo están? ¿Se quieren acercar así hacemos una dinámica? Les voy a dar un mazo de imágenes y ustedes tienen que elegir una que las represente y las haga sentir singulares», le dijo a un grupo de adolescentes Leandro Antoniuk, representante de una organización que cuenta historias (storytelling).

La idea de la dinámica «es que cada persona encuentre su autenticidad, su singularidad, para saber quién está detrás de lo que vemos», contó a Télam.

«Con todas las imágenes que los chicos elijan después vamos a armar una historia, que después se las vamos a enviar, y así representar que la singularidad de todos en realidad genera la diversidad», completó Antoniuk.

Además de las actividades, los estudiantes escucharon los «monólogos para la diversidad» que ofrecieron los comediantes Fernando Sanjiao y Luciana Faistman.

«En mi caso se trata de un humor que apunta a las chicas y a las diferencias que nos han plasmado en nuestra educación con respecto a los juguetes, a lo que teníamos que ser, a ciertos estigmas y estereotipos en la vida de las mujeres», contó Faistman a Télam.

Mientras que Sanjiao abordó el bullying: «Yo hablo de la discriminación, de cómo discriminamos en general a las personas que son un poquito diferentes, y también desde mi historia personal porque a mí me hicieron bullying de chiquito porque era muy tímido», dijo el comediante a Télam.

La jornada se dividió en dos bloques, por la mañana asistieron los estudiantes mientras que por la tarde participaron alrededor de 800 personas de alrededor de 25 años.

«Encontrarse» fue declarada de Interés Cultural, Educativo y de Derechos Humanos por unanimidad en la Legislatura porteña, así como también en la Secretaría de Derechos Humanos de la Nación y la Cámara de Diputados de la provincia de Buenos Aires.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *