Larreta se reune con la Ministra Acuña para definir que pasa con la presencialidad en las aulas

Horacio Rodríguez Larreta comenzó a evaluar esta semana cuál es el estado sanitario de la Ciudad de Buenos Aires con el objetivo de definir algunas cuestiones clave de su gestión, entre estas, el posible regreso de la presencialidad a las aulas a partir del 31 de mayo.

En este sentido, este jueves el jefe de Gobierno porteño encabezará desde las 18 una nueva reunión para definir si los chicos vuelvan a las aulas, una decisión que podría generar roces y tensión con la Casa Rosada, que entiende que aún no están dadas las condiciones para que eso ocurra.

Del encuentro participa todo el gabinete, entre estos, el ministro de Salud porteño Fernán Quirós y la ministra de Educación Soledad Acuña. El deseo de Larreta es abrir las escuelas, pero todo dependerá de la situación sanitaria. “Por ahora no hay nada definido”, sostienen las fuentes, que incluso advierten que es posible que se retome -de manera momentánea- la virtualidad.

Desde la Casa Rosada advirtieron el miércoles que pueden llegar a producirse nuevos cortocircuitos en caso de que Larreta tenga intenciones de retornar a las clases presenciales. “Según la normativa nacional, hay que ver en qué situación epidemiológica está la Ciudad. Si está en alarma, las clases deberían ser virtuales”, dijo el jefe de Gabinete Santiago Cafiero en diálogo con La Red.

En la Ciudad aseguran que hubo un alto acatamiento a las medidas dispuestas por el Presidente Alberto Fernández y que la circulación disminuyó en un 50% durante los primeros días del cierre total dispuesto por el Gobierno nacional.

Es en este sentido que Cafiero asegura que si la Ciudad continúa en “rojo” deberá respetar los indicadores sanitarios y evitar la presencia de jóvenes en las aulas para reducir de esa forma la movilización de padres y personal docente y no docente.

Según había anunciado Alberto Fernández, a partir del lunes 31 de mayo y hasta el 11 de junio se volverá a las medidas anteriores de este confinamiento estricto que determina restricciones de acuerdo con los indicadores epidemiológicos y sanitarios de cada zona. El Presidente señaló que adicionalmente, el fin de semana del 5 y 6 de junio una vez más habrá una restricción total de actividades en las zonas más críticas. La idea del Gobierno es ir flexibilizando según el avance del coronavirus y la situación epidemiológica de cada distrito. El Presidente anunció además ayudas económicas para todos los afectados.

Ante la delicada situación sanitaria, el jefe de Gobierno porteño evalúa adelantar las vacaciones de invierno para las últimas semanas de junio, con el objetivo de evitar que los chicos deban concurrir a las aulas en el inicio del invierno. Todo es materia de análisis y podría definirse en esta serie de encuentros.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.