Piden la indagatoria de Iguacel y otros exfuncionarios por la venta a precio vil de dos centrales termoeléctricas

Integración Energética Argentina Sociedad Anónima (IEASA) le pidió al juez Sebastián Casanello que cite a prestar declaración indagatoria al ex ministro de Energía Javier Iguacel, al exsecretario de Energía Gustavo Lopetegui y a otros cuatro ex funcionarios por «las gravísimas irregularidades detectadas en el proceso que permitió la escandalosa y fraudulenta venta de las centrales termoeléctricas» Brigadier López y Ensenada de Barragán.

Además de Iguacel y Lopetegui, IEASA (que en 2019 se constituyó como querellante en la causa 20.489/2018 «Macri, Mauricio y otros s/ defraudación por administración fraudulenta») solicitó la citación a indagatoria de Mario Agustín Dell’Acqua (expresidente de IEASA), Luis Eduardo Pintos (exvicepresidente de IEASA), Daniel Minenna (exdirector de IEASA) y Claudia Liliana Mundo (ex presidenta de IEASA). La denuncia penal había sido presentada en noviembre de 2018 por el diputado nacional Rodolfo Tailhade.

La presentación de IEASA acredita con prueba documental las flagrantes irregularidades y arbitrariedades realizadas durante los procesos licitatorios de la venta de las dos centrales termoeléctricas. En particular, la presentación confirma y prueba los siguientes hechos:

1. Se eliminó arbitrariamente la tasación realizada por el Tribunal de Tasaciones de la Nación. Esto implicó una pérdida para IEASA de, al menos, US$ 118.154.000.

2. Antes de la venta, en el año 2018, la Comisión Fiscalizadora de IEASA había advertido a los entonces directores de la empresa la inconveniencia de adjudicar la licitación de la Central Brigadier López al único oferente presentado. Igualmente adjudicaron.

3. El Secretario LOPETEGUI eliminó US$ 50.100.000 como parte del mínimo del Precio Base a ofertar para el segundo llamado a licitación de la Central Térmica Ensenada de Barragán. Lo hizo en contra del propio expediente y de lo resuelto en los directorios y asambleas de IEASA.

4. Se otorgaron injustificadas facilidades y ventajas a los oferentes en perjuicio de los intereses de IEASA y del Estado Nacional, con la falsa excusa de mayor concurrencia y de mejores ofertas. El resultado fue que solo se presentó una oferta en cada licitación a un precio vil e igualmente se adjudicó.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *