Pichetto: “El Presidente no puede ser comentarista, Raimundi debió haber sido eyectado”

El auditor general de la Nación Miguel Ángel Pichetto afirmó que “no hay que hacer estupideces como hizo Raimundi”, en relación al discurso del embajador de la OEA favorable a Nicolás Maduro. Cuestionó que el gobierno de Alberto Fernández solamente se haya diferenciado verbalmente y planteó que debería haberle pedido la renuncia: “El Presidente no puede ser el comentarista y decir que no está de acuerdo o está de acuerdo. Eso lo pueden hacer los periodistas o algunos analistas. Yo creo que es un verdadero disparate y que ese embajador ya debería haber estado eyectado del cargo hace rato. Pero tenía que mostrar lo que era: un esquema chavista-cubano en la OEA”.

En diálogo con La Once Diez / Radio de la Ciudad, sostuvo que “Argentina tiene que tratar de alejarse de las dictaduras, y tratar de tener buena relación con Estados Unidos porque es importante arreglar con el Fondo”. “Hacemos cosas que nos pegamos un tiro en los pies y después comentamos ‘yo no estoy de acuerdo con lo que hizo el embajador’, como si ese embajador lo hubiera puesto el Presidente de Paraguay. Si yo no estoy de acuerdo con lo que hizo ese personaje, inmediatamente lo retiro del cargo y pongo a un embajador que me responda. Cuando el Presidente se limita a hacer un comentario y no revoca del cargo al embajador, está mostrando una fragilidad”, analizó.

Para Pichetto, “el Presidente se corrió del centro moderado y está en una agenda que, a lo mejor, no es la de él”. “Y agregó: “Indudablemente, se ha debilitado la palabra presidencial”.

En este marco, consideró que “el Presidente era más importante cuando ocupaba el centro y tenía diálogo con la oposición, con Larreta”. En cambio, lamentó que “ahora lo tomaron a Larreta como el enemigo del pueblo” y planteó que “el gobierno de la Ciudad tiene que defenderse”.

“Argentina sale por la vía del trabajo, no del pobrismo papal”

“Argentina sale por la vía de una revolución exportadora, por el mundo del trabajo, y no de los planes y el pobrismo papal”, manifestó el ex senador nacional y ex candidato a vicepresidente de Juntos por el Cambio, quien dijo que “hay que llevarse bien con Bolsonaro” porque “hay que cuidar el mercado brasileño, que es el 30% o 40% de nuestro mercado”. “Los países que crecen en el mundo respetan la democracia liberal, la división de poderes, la defensa de la propiedad privada y la economía de integración y de mercado. Los países que terminan en el abismo y en la agonía son los modelos venezolano y cubano de pobreza estructural, con un salario universal en el que todos son pobres. El Papa dice que Argentina tiene que ser más pobre pero más justa”, expresó.

Para Pichetto, “el Papa podría haber hecho un aporte a la unidad de los argentinos, tal vez alguna vez lo escuchemos hablando de la unidad y de la importancia de confraternizar y terminar con las diferencias”, pero “nunca lo escuchamos así”. Y criticó que “no ha venido, ha ido a México, Colombia, Paraguay, Perú, Bolivia, Chile, ha estado en todos lados menos en Argentina”. “Ojalá venga porque su palabra es importante, pero tomar algo del Evangelio para decir que la meritocracia no sirve y hacerle el juego al Presidente en este tema es una tontería y una política de facción”, opinó.

Además, dijo que “haber puesto a Béliz en la Academia Pontificia cuando fracasó el proceso de Béliz en el BID es muy burdo, el juego tiene que ser más sutil, la Iglesia tiene 2 mil años de historia con una política de sutileza”.

“No me parece mal bajar retenciones, pero no creo conveniente que sea temporario”

“No me parece mal bajar retenciones”, dijo el dirigente de Juntos por el Cambio, pero agregó que “no creo conveniente que sea temporario”, ya que “deberían ser políticas de construcción de una gran corriente exportadora y permanentes” para “alentar a los sectores que traen divisas al país vía exportaciones”. “Esto debería formar parte de un plan económico más integral donde hay que ir bajando el gasto público, fundamentalmente en el esquema de toda la estructura asistencialista, y fomentar la actividad productiva, y bajar retenciones para que Argentina pueda exportar”, afirmó.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.