Cuatro apuñalados y un detenido en París cerca de la exsede de revista Charlie Hebdo

Cuatro personas resultaron heridas hoy por arma blanca en París cerca de la antigua sede de la revista Charlie Hebdo -atacada por islamistas en 2015- y un sospechoso fue detenido, informó la agencia de noticias francesa AFP.

Dos de los heridos estaban en estado grave, y otro de los dos agresores huyó, informó la agencia, que citó a una fuente de la investigación.

A las 12.45 (hora local), Jean Castex, primer ministro, dio la primera noticia: «Un ataque al arma blanca se han cometido en las inmediaciones de los antiguos locales de la redacción del semanario satírico Charlie Hebdo».

Diez minutos más tarde, el ministerio del Interior anunció la detención de un individuo en la escalinata del edificio de la Ópera de la Bastilla, a unos dos kilómetros de la rue Nicolas Appert, donde estaba la redacción de Charlie Hebdo, el día de la matanza terrorista de primeros de enero del 2015. Según las primeras filtraciones, pudiera tratarse un acto criminal solitario. La policía judicial deberá investigar las posibles «ramificaciones» del atentado criminal.

El individuo detenido en la Plaza de la Bastilla vestía ropas ensangrentadas. Según las primeras informaciones policiales, dos de las víctimas del ataque a mano armada se encontraban entre la vida y la muerte. Otras fuentes hablan de cuatro heridos.

El ministerio del Interior decretó en París el estado de alarma inmediatamente. Los establecimientos escolares de todo el distrito XI de la capital fueron confinados inmediatamente.

El comienzo del proceso de los cómplices de la matanza de Charlie Hebdo, hace días, fue recibido como una «agresión»en buena parte de la comunidad musulmana francesa, en la Universidad musulmana Al Azar, en El Cairo, y Turquía. Se sucedieron amenazas de muy diversa naturaleza, difundidas a través de internet.

Esas «reacciones» del integrisimo musulmán, no solo francés, han «culminado» con el intento de matanza al arma blanca, con unas ramificaciones imprevisibles.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *