Cayó el acuerdo entre Nación y Ciudad por el retorno a clases

El ministro de Educación, Nicolás Trotta, dijo este lunes que «no hay acuerdo» con el Gobierno de la Ciudad de Buenos Aires para «el retorno a las aulas, ni a patios y a plazas», y advirtió que sí existe «la voluntad de un trabajo mancomunado».

Los Gobiernos nacional y porteño retomaron una agenda de «diálogo abierto y de trabajo conjunto» para avanzar en una solución para los 6.500 alumnos que perdieron contacto con las escuelas durante la pandemia en la Ciudad y acordaron que la vuelta «a las actividades escolares» estará sujeta a «los indicadores epidemiológicos».

Así lo informó la cartera educativa nacional tras la reunión que mantuvieron los ministros de Educación y Salud, Nicolás Trotta y Ginés González García, con sus pares de la Ciudad, Soledad Acuña y Fernán Quirós.

«Se buscará analizar la situación epidemiológica de la Ciudad y establecer indicadores epidemiológicos objetivos que permitan trazar una hoja de ruta para la apertura progresiva y escalonada de las actividades escolares sin exponerlos a los riesgos de un posible contagio», indicaron fuentes de Educación.

«No hay acuerdo, sí hay una agenda de trabajo. En ningún momento se planteó que los chicos pueden volver a las plazas o patios de las escuelas», dijo Trotta en el canal A24 luego de reunirse con autoridades de la Ciudad.

Y aclaró que «no hay puja política» con el Gobierno porteño, pero tienen «una mirada diferente en cuanto a la cuestión epidemiológica».

Los funcionarios sostuvieron «una reunión de diálogo abierto, de trabajo conjunto para dar respuesta a los 1.500 alumnos y alumnas que ya han sido identificados y avanzar en los 5000 restantes, con voluntad de volver a las actividades escolares apenas se pueda», informaron desde Nación.

De acuerdo a un diagnóstico de la Ciudad, unos 6.500 alumnos perdieron contacto con la escuela desde el inicio de la pandemia, por lo cual, en un primer momento, el Gobierno porteño propuso a la Nación la posibilidad de abrir espacios digitales en las escuelas.

La idea era ofrecer a esos estudiantes, en esos espacios digitales en las escuelas, la posibilidad de acceder a una computadora, lo que fue rechazado por el riesgo epidemiológico que supone la medida, no obstante, desde Nación pidieron a las autoridades educativas porteñas el listado de los alumnos para entregarles a cada uno una computadora para que puedan retomar el vínculo con sus docentes y el aprendizaje.

Posteriormente, la Ciudad elevó un plan de «regreso gradual a las clases presenciales» de los chicos, para lo que planteó la iniciativa que la vuelta sea en lugares al aire libre, como plazas y calles cercanas a las escuelas;

De acuerdo al comunicado difundido por el Ministerio de Educación nacional, en el encuentro de esta tarde «se buscó profundizar una agenda de trabajo en común entre el Gobierno nacional y el de la Ciudad priorizando la respuesta que el Estado tiene que acercar a aquellos niños, niñas y adolescentes que se encuentran en situación de mayor vulnerabilidad atendiendo al componente educativo y social».

«Respecto del protocolo presentado al Ministerio de Salud de la Nación, la cartera sanitaria nacional realizó una serie de observaciones que serán analizadas por el Gobierno de la Ciudad de Buenos Aires como así también el Ministerio de Educación nacional lo efectuará desde lo pedagógico», indicaron respecto del plan porteño.

Por su parte, desde la cartera de Educación porteña habían reportado que en el encuentro había un «principio de acuerdo» en torno a que 6.500 alumnos porteños mediante la aplicación de un protocolo iban a recibir el dictado de clases de apoyo en los patios de los establecimientos educativos.

También informaron sobre la conformación de una mesa entre ambas jurisdicciones para analizar un plan para el regreso de los alumnos a las clases presenciales en la Ciudad.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *