Anallaron la quinta de Mauricio Macri ¿Qué buscaban?

El juez federal de Tres de Febrero, Juan Manuel Culotta, ordenó este jueves un procedimiento en la quinta «Los Abrojos», donde vive el expresidente Mauricio Macri, para acceder a las imágenes de las cámaras de seguridad del lugar con el objetivo de establecer si el exmandatario violó la cuarentena tras su regreso de su viaje a Europa.

La medida fue solicitada por el fiscal federal Jorge Sica, quien tiene delegada la investigación iniciada a partir de una denuncia contra Macri, según informaron fuentes judiciales.

Vale recordar que el funcionario opositor estuvo reunido con tres intendentes de Juntos por el Cambio. La medida judicial fue muy cuestionada desde el partido opositor, que la tildó de “patotera y avasallante” y por la que responsabilizaron al Gobierno.

“A Cristina la mueve el odio y el presidente ejecuta su orden. Si no, que expliquen cómo un juez manda a allanar la casa de Macri por una cuarentena, cuando el propio Gobierno la niega por cadena nacional. Usen la energía para resolver problemas, no para sembrar odio”, disparó por Twitter la presidenta del PRO y ex ministra de Seguridad, Patricia Bullrich.

El ex ministro de Seguridad bonaerense y actual diputado del PRO, Cristian Ritondo, aseguró por Twitter: «Allanamientos para unos, risas para otros. Lamentablemente la oposición no cuenta con los privilegios de Alberto Fernández, que admite violar la cuarentena y no tiene consecuencias».

El pasado 3 de septiembre, Macri, regresó al país con su familia, luego de un viaje que realizó por Europa y que duró un mes. El ex mandatario, que había partido hacia el viejo continente el 30 de julio junto a su esposa, Juliana Awada, y su hija, Antonia, estuvo en París, Francia, y pasó algunos días en Suiza para cumplir con su agenda vinculada a sus actividades como presidente de la Fundación de la FIFA.

Aunque debía permanecer en aislamiento 14 días, Macri recibió en su quinta a los intendentes Martín Yeza, de Pinamar, Francisco Ratto, de San Antonio de Areco, y Ezequiel Galli, de Olavarría el 10 de septiembre.

A través de las redes, el PRO calificó el allanamiento como una «una medida exagerada y arbitraria». Según indicaron, «la Justicia debería aclarar pronto las razones de este absurdo jurídico, para eliminar cualquier hipótesis de injerencia o persecución política en la decisión«. Jorge Macri, intendente de Vicente López y primo del ex mandatario, repudió «el accionar de la justicia» y manifestó que espera que «no sea un instrumento de perseguir a quienes piensan distinto».

Yeza, que estuvo en la reunión con Macri, dijo que «es muy preocupante todo» y aseguró: «El presidente se junta a comer asado, dice que no hay cuarentena, pero la justicia le allana la casa al ex presidente por juntarse a charlar, mientras tanto ayer en el senado corrieron a tres jueces que investigaban causas de corrupción».

Por su parte, el presidente del bloque de Juntos por el Cambio en Diputados, Mario Negri, aseguró: «El municipio de Malvinas Argentinas gobernado por el Frente de Todos pidió que investiguen si Macri violó la cuarentena por reunirse con tres intendentes opositores. ¿La Justicia investigará la reunión de Alberto Fernández con Moyano o solo se persiguen las reuniones de la oposición?».

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.