Repareció Alex Caniggia: insultos, gestos y un desafío «Le rompo el cu… a todos los conductores»

Ésta semana hizo su gran debut en la pista del Cantando por un sueño Alex Caniggia, alias El emperador, y deslumbró a todos con su habilidad para cantar y por su gran arsenal de exabruptos, críticas para con los conductores y gestos que no tardaron en convertirse en memes en las redes sociales.

El hijo de Mariana Nannis y Claudio Paul Caniggia hizo su estreno en la pista acompañado por Melina De Piano, dueña de una de las mejores voces del certamen, y desparramó carisma. Primero enamoró a gran parte del jurado con su interpretación de “Cuando calienta al sol”, de Luis Miguel. Sin ir más lejos, se ganó hasta el aplauso de pie de la mismísima Nacha Guevara, quien no dudó en puntuarlos con un 8.

Pero fuera de la performance, Alex protagonizó un verdadero show que cautivó a cintos de usuarios en las redes sociales. En primer lugar, le costó respetar la distancia social establecida por protocolo para el funcionamiento del programa.

Luego criticó a los conductores y deslizó alguno que otro insulto: “Como conductores están muy tranquilos. Creo que tendría que ser yo. Le rompo el cu… a todos los conductores”.

Pero lejos de tranquilizarse, mantuvo un tenso ida y vuelta con Oscar Mediavilla y le dejó bien en claro que poco le importaba su devolución.

“Perdón Oscar, pero a mí nada me para. A mí mucha gente me dice que canto mal y yo les digo: ‘Chupala’. Por la calle me lo dicen”, fue la respuesta de Alex cuando el productor y jurado le aseguró que si bien lo favorecía el look, no le sobra nada: «El look estuvo bueno, pero cantando más o menos”.

Durante las devoluciones, el hijo del ex jugador de la selección exhibió su nueva dentadura, realizó todo tipo de gestos que no tardaron en convertirse en virales en las redes sociales -incluso muchos de ellos ya son memes- y pronunció varios insultos. De hecho, Laurita Fernández le pidió que promocionara el canal y Alex, no lo dudó: «Prendete al Cantando, prendete al Trece….no seas un puto barat», disparó el mediático.

Tras su actuación, el excéntrico mediático protagonizó un llamativo episodio con Andrea Taboada, quien intentó hacerle una entrevista para Los Ángeles a la mañana, ciclo que conduce Ángel de Brito.

Con el barbijo puesto y retirándose del estudio, miró fijamente a la panelista de LAM y le aclaró: “No hablo con programas pedorros”. Al ver la nota, De Brito ironizó y cerró: “Me divierte más esto que escuchar una nota, la verdad”.

 

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.