Informe| En Agosto los precios del supermercado ya subieron un 2,84%

El Centro de Estudios Económicos y Sociales Scalabrini Ortiz Nacional, que dirige Andrés Asiaín, elaboró un informe, el cual refleja la evolución del Índice de Precios de Supermercados (IPS-CESO), en donde se registran las variaciones respecto a la primera semana de Agosto.

Del mismo se desprende una variación para la primera semana de agosto del 2,7% en relación con la semana anterior y del 2,84% en relación con el promedio de la primera semana del mes pasado.

Lo cual deja en el pasado la tendencia a la desaceleración del Índice que se vio hasta mediados de julio, inclusive, y se recupera la tendencia a la aceleración de la inflación.

Los incrementos mensuales más destacables se encuentran liderados por el rubro de Electrodomésticos: de informática (+35,4%), Calefones y termotanques (+14,8%), entre otros.

Junto con esto, se destacaron fuertes aumentos en productos del Hogar: productos de Electricidad (+11,2%) e Iluminación (+10,4%).

A su vez, dentro de Alimentos frescos se destaca el alza de Frutas y Verduras (+5,5%), por alzas en productos de estación; y en Alimentos secos se destacan: Infusiones (+4%), Panificados (+3,8%), Galletitas (+3,6%), entre otros.

Por último, se destacan aumentos en el rubro de bebidas: bebidas con alcohol (+4%) y Vinos en caja (+4%).

 

En otro orden el Instituto Nacional de Estadística y Censos (Indec) difundirá este jueves la variación que registró en julio el índice de Precios al Consumidor (IPC).

Los analistas de la plaza financiera estimaron que la inflación llegó al 2,2% en julio, según los resultados del Relevamiento de Expectativas del Mercado, elaborado por el Banco Central.

A mediados de julio, el Gobierno autorizó aumentos en determinados productos que conforman los programas de Precios Máximos, de entre 2 y 4,5%, y en Precios Cuidados, de entre 4 y 6%.

De confirmarse esta suba del 2,2%, la inflación en lo que va del año rondaría el 15%.

En primer lugar, por la revisión del esquema de Precios Máximos vigente desde el 20 de marzo, y que había permitido una fuerte desaceleración de los precios de los alimentos en los últimos meses. Con ajustes superiores al 3% en buena parte de la canasta alimentaria, el promedio mensual terminó siendo del 2,5%, aunque habrá un arrastre importante en agosto.

A lo que se sumó que los precios de los bienes con alto contenido importado, como electrónica de consumo y electrodomésticos, también siguieron impulsando la inflación, posiblemente producto de que parte de estos, en dichos segmentos, se encuentran fijados al dólar paralelo, sostuvo la UMET.

EL INFORME COMPLETO

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.