La Pampa: Por la imprudencia de unos pocos pasó de no tener casos a Fase1

La provincia de La Pampa atravesó los primeros cuatro meses de la pandemia de manera exitosa, con menos de diez contagios en todo su territorio y controles rigurosos que la mostraban como modélica en la lucha contra el coronavirus, pero en apenas 15 días la situación cambió, ya son 168 los pacientes, 2 graves en terapia intensiva y otras 3 con estado moderado, por la imprudencia de unos pocos durante el Día del Amigo.

Así lo confirmó hoy el Gobierno pampeano que retrotrajo a la Fase 1 el estatus sanitario de cinco localidades, entre ellas la capital pampeana, mientras la Dirección de Epidemiología local confirmó este mediodía que La Pampa tiene 168 casos de coronavirus, de los cuales 8 están recuperados y 160 permanecen activos.

Los brotes se suceden en varias localidades: 49 casos positivos en Santa Rosa, 5 en General Acha, 69 en Catriló, 19 en General Pico, 10 en Macachín, 3 en Embajador Martini, 1 en Villa Mirasol, 1 en Santa Isabel, 2 en Toay y 1 en Guatraché.

En las últimas horas, a raíz del masivo contagio, Santa Rosa, Catriló y Macachín ahora fueron identificadas como zonas definidas con transmisión comunitaria del virus, de acuerdo al último informe del Ministerio de Salud de Nación.

La primavera en La Pampa terminó, tras ocupar un lugar de privilegio en el escenario nacional, marcado por el aislamiento preventivo impuesto por la pandemia.

La ausencia de casos positivos de Covid-19, le permitió llegar a la Fase 5 y habilitar de manera progresiva las distintas actividades económicas, comerciales, siendo una de las pioneras en permitir la apertura de comercios, peluquerías, bares, restaurantes, gimnasios, los encuentros sociales y familiares y hasta el turismo interno.

La situación se modificó totalmente con un brote que se registró en Catriló, luego de la celebración del Día del Amigo, fecha que permitía encuentros sociales y familiares hasta las 20 porque la Fase 5 en etapa de distanciamiento en el que se encontraba la provincia contemplaba además la movilidad y circulación entre los distintos pueblos de La Pampa.

Ese día, fuera del horario permitido, un grupo de personas se juntó a cenar; dos de los participantes habrían llevado el virus a sus casas y habrían producido el contagio de sus propios familiares.

No eran personas anónimas: del encuentro participaron los jueces Miguel Vagge (de Faltas), Pablo Balaguer (TIP) y el fiscal General Guillermo Sancho (todos sometidos a hisopados que dieron resultado negativo), además de un empresario, entre otros invitados.

Con el correr de los días, comenzaron a detectarse casos en distintos puntos de la provincia, razón por la cual el gobernador Sergio Ziliotto resolvió dar marcha atrás la Fase 5 de cinco localidades, entre ellas Santa Rosa y General Pico.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *