El Presidente, Kicillof y Rodríguez Larreta acordaron no flexibilizar el AMBA porque la curva crece

El encuentro comenzó pasadas las 19 en la residencia de Olivos, donde los funcionarios analizaron cómo sigue la cuarentena en el área metropolitana Buenos Aires (AMBA), donde se registra la mayor circulación del virus y el número más elevado de contagios.

El aislamiento social fue iniciado el 20 de marzo y prorrogado en sucesivas oportunidades, con una fase actual vigente hasta el próximo domingo.

En el encuentro se analizó también la «movilidad y el transporte en el AMBA».

Además del jefe de Gabinete, Santiago Cafiero, al encuentro se sumó el ministro de Trabajo, Mario Meoni, y la secretaria de Acceso a la Salud, Carla Vizotti, mientras por el gobierno boanerense asistió también el ministro de Salud, Daniel Gollán.

Antes de la reunión con Kicillof y Rodríguez Larreta, el Presidente mantuvo un encuentro en Olivos con referentes sociales de los barrios populares porteños, quienes acercaron reclamos sobre la situación en los comedores, la falta de agua potable y la necesidad del cumplimiento del protocolo para casos sospechosos, entre otros puntos, según indicaron fuentes oficiales.

Fernández, por su parte, se comprometió a trasladar esos planteos a Rodríguez Larreta, quien asistió a la reunión acompañado por el vicejefe de Gobierno, Diego Santilli; el ministro de Salud, Fernán Quirós, y el secretario de Transporte, Juan José Méndez.

Mañana habrá una reunión de los equipos técnicos de la Provincia y de Capital Federal para terminar de definir los parámetros de acción.

Con este encuentro, la Casa Rosada busca generar un ámbito de diálogo y buscar un equilibrio entre las dos jurisdicciones que comparten la zona metropolitana, para evitar cruces futuros, como ya los hubo esta semana.

La palabra de Kicillof

El gobernador bonaerense, Axel Kicillof, afirmó hoy que «no hay competencia ni un problema político» entre su provincia y la Ciudad de Buenos Aires por el manejo de la pandemia de coronavirus, y dijo que le «repugna» que se intenten buscar diferencias entre ambos distritos.

«Esto no es una competencia, hay que buscar un equilibrio. Cuando hay dos jurisdicciones hay que evitar que se crucen los casos para que no se contagien. No es un problema político y no estoy presionando, ni juzgando y no es cuestión de echar culpas ni hacer política con esto», dijo Kicillof tras la reunión con el presidente Alberto Fernández y el jefe del gobierno porteño, Horacio Rodríguez Larreta, en la Quinta de Olivos.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.