Murió el cantante Sergio Denis

El cantante Sergio Denis falleció hoy a los 71 años en una clínica de rehabilitación porteña, donde estaba internado y en coma luego de haber sufrido una caída al foso del Teatro Mercedes Sosa de Tucumán mientras brindaba un show en marzo de 2019, según confirmaron sus familiares.

El artista se disponía a cantar “Te llamo para despedirme” en su show del 11 de marzo cuando se cayó en el foso de orquesta de casi tres metros ubicado delante del escenario. Fue trasladado de urgencia al hospital Ángel C. Padilla donde constataron que presentaba «hematomas cerebrales, múltiples contusiones, una hemorragia, un importante edema cerebral, una fractura del hueso temporal en la cabeza y una fractura al nivel de la clavícula y el omóplato».

Su cuadro fue de extrema gravedad y en abril fue trasladado a la ciudad de Buenos Aires, donde permaneció internado hasta sus últimos días en la clínica ALCLA.

En un tuit su hijo Federico escribió: «Hasta siempre viejo. Gracias por tanto. Todos los que te queremos de verdad».

Hijo de Feliciano Hoffmann y María Esther Fenzel, nació el 16 de marzo de 1949 en Coronel Súarez. Su verdadero nombre era Héctor Omar Hoffman y creció en un ambiente donde no había músicos.

Pese a eso desde chico aprendió a tocar la guitarra y en la adolescencia participó de un grupo folclórico junto a su hermano. A partir de ese momento, siempre estuvo vinculado al mundo de la música.

En los ’60 viajó a Buenos Aires para probar suerte y se unió al grupo Los Bambis. En 1969, el sello discográfico CBS le pidió grabar como solista los temas “Fui un soñador” y “Te llamo para despedirme”. Allí comenzó su carrera como solista con el nombre artístico de Sergio Denis.

Grabó más de 300 canciones (entre propias y covers); lanzó 28 discos; realizó presentaciones multitudinarias en el Luna Park, el Teatro Ópera, además de participar en festivales emblemáticos como el de Cosquín o el de Baradero.

La despedida de su pueblo

La municipalidad de la localidad bonaerense de Coronel Suárez, lugar donde nació el cantante Sergio Denis hace 71 años, lo despidió con profunda tristeza y a través de las redes sociales a raíz del aislamiento social, preventivo y obligatorio por el coronavirus.

«Querido Sergio, con profunda tristeza todo tu pueblo te dice adiós. Coronel Suárez te despide con orgullo de haberte tenido cerca, de haberte cantado tus canciones, de sentirte tan suarense, tan querido», señaló la Municipalidad en su mensaje.

La despedida desde la comuna, a cargo del intendente Ricardo Moccero, continuó: «Que los aplausos te aclamen, que el cielo brille con tu presencia, acá seguiremos escuchándote y llorando tu ausencia. Te queremos tanto Negro. Siempre en nuestros corazones».

El Accidente del que nunca pudo recuperarse

Poco más de 14 meses después del accidente que Sergio Denis sufrió al inicio de un recital en el Teatro Mercedes Sosa, de San Miguel de Tucumán, el artista falleció en un clínica de rehabilitación integral porteña.

El 11 de marzo de 2019 y mientras cantaba su “hit” de los ’60 “Te llamo para despedirme”, Denis cayó más de dos metros al foso de orquesta de la sala, que no tenía ninguna señalización ni protección.

La caída le provocó un politraumatismo severo de tórax y cráneo, que lo tuvo en estado crítico y al borde de la muerte.

El cantante permaneció en la capital tucumana hasta el 13 de abril, cuando a bordo de un avión sanitario y luego de algunos días en que su estado de salud manifestó una leve mejoría, fue trasladado al sanatorio Los Arcos de la Ciudad de Buenos Aires.

“Hoy se inicia una nueva etapa de su tratamiento”, señaló aquel día su hermano Carlos Hoffmann, quien en todo momento ofició de vocero de la familia para contar las novedades del estado de Sergio ante la prensa, expresando una ilusión de una recuperación que nunca llegaría.

El martes 7 de mayo el intérprete fue trasladado a la clínica Alcla, en la que estuvo internado el músico Gustavo Cerati tras su accidente infarto cerebral en Venezuela, en julio de 2010.

Allí permaneció hasta esta mañana en buen estado físico pero con “su cerebro desconectado del mundo real”, como llamaba Hoffmann al estado de coma de su hermano en marzo último, cuando se cumplía un año del accidente.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.