Mariana Enríquez y María Gainza, en una charla imperdible sobre encierros, monstruos y fantasías

Las escritoras Mariana Enriquez y María Gainza compartieron vía zoom una charla sobre «Encierro, monstruos y fantasías» que se puede ver desde hoy en el canal de youtube del Museo de Arte Moderno donde coincidieron en que «el encierro puede ser creativo cuando es una decisión y hay un afuera que funciona».

«Una cosa es encerrarte porque tenés ganas y otra encerrarte porque lo que sucede afuera es terrorífico. No es lo mismo. Por eso es complejo cuando te preguntan si estás produciendo en la cuarentena», dice Enriquez -ganadora del Premio Herralde de Novela 2019 por «Nuestra parte de noche»- en el comienzo de la charla organizada por el Museo para reflexionar sobre el contexto actual a partir de “Invasión II”, una obra de la artista Mildred Burton que forma parte del acervo de la institución.

«Por trabajo estoy escribiendo cosas de la cuarentena pero no es lo que me interesa como trabajo creativo», sostiene.

A propósito, Gainza, ganadora en 2019 del Premio Sor Juana Inés de la Cruz por «La luz negra», cita un poema de Bertolt Brecht que dice «En tiempos oscuros, ¿también se cantará? También se cantará sobre los tiempos oscuros» y asegura que escribir en momentos como éste requiere de un temple muy especial.

Para Enriquez, «lo creativo es salirse de tema, es interpretar la realidad de otra manera, y esto es un presente continuo». Además indica que «hay una idea elitista sobre los escritores» que lleva a pensarlos como «seres superiores que se pueden aislar de cómo limpiar la verdura».

«Lo domestico te chupa de una manera que no nos había pasado antes. El horror de lo doméstico es como un monstruo, algo que no para», expresa Gainza que cuenta que no sale «nada» porque está inmunosuprimida y solo continúa dando taller: «Mis alumnas leen y escriben. Yo, en cambio, siento la cabeza como el primer año de haber tenido a mi hija. Leo algo de poesía y cuentos cortos».

La autora de «El nervio óptico» relata que casi no lee diarios, que hay cosas que no quiere saber y que si sus alumnas le dicen que escribieron un cuento infantil y otro sobre la cuarentena, prefiere que le lean el infantil.

La lectura de estos días de Enriquez es «La condesa sangrienta», de la surrealista francesa Valentine Penrose, conocida por el trabajo que hizo con su texto la argentina Alejandra Pizarnik, que describe como «una biografía novelada de una condesa húngara que mataba jóvenes por puro sadismo», cuyo castigo consistió en encerrarla en su castillo. «Esto fue en 1640 o 50 y duró años allí», explica la autora y asegura estar terminando este libro con una historia que la tranquiliza porque se trata de un mundo horrible que finalizó.

En tono informal y con un registro irónico y afectuoso que da cuenta de su amistad, Enriquez y Gainza intercambian lecturas y un mapa de libros y películas que construyen universos sobre encierros, pestes o espacios cotidianos que se vuelven monstruosos.

Cada semana, desde el inicio de la cuarentena obligatoria decretada a nivel nacional, el Moderno toma como disparador una obra de un artista contemporáneo e invita a sus diversos públicos a pensar sobre la situación actual y el futuro a través de algunos ejes temáticos que sugieren las obras. El programa comenzó con la obra “Bandera” de Sergio Avello y la semana próxima tomará una obra de Florencia Bothlingk para hablar de nuestra relación con la naturaleza. Todas las propuestas se difunden a través de la web y las redes sociales del Moderno, y pueden encontrarse también en la web Cultura en Casa, del Ministerio de Cultura de la Ciudad.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *