La Sastrería del Ejército fabrica barbijos, camisolines y sábanas para hospitales públicos

Sastrería del Ejército Argentino también esta, literalmente, «al pie del cañon» ante la emergencia declarada por el avance del coronavirus: por orden del ministro de Defensa Agustín Rossi, paró la producción de ropa para sus integrantes y en cambio comenzó la confección acelerada y masiva de barbijos para distribuir entre la población así como sábanas y camisolines descartables para abastecer a los hospitales públicos de todo el país.

En un video retuiteado por el ministro de Defensa, Agustín Rossi, el coronel Pablo López Bueno, a cargo de la Sastrería Militar, explicó que «de acuerdo con una orden del ministro y del Estado Mayor del Ejército, se procedió a discontinuar toda línea de producción y se ordenó la preparación y desarrollo de barbijos tipo I y II para los ciudadanos».

«Además, estamos realizando sábanas para los centros quirúrgicos y camisolines descartables para nuestros enfermeros y médicos en todo el país», afirmó el militar.

Ante la pandemia de coronavirus, el Ministerio de Defensa ya había anunciado en los últimos días la producción de alcohol en gel en dependencias del Laboratorio Conjunto de las Fuerzas Armadas.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.