Parlamento del Mercosur pide usar y colaborar con el retroviral cubano usado en china.

El 17 de marzo, los Parlamentarios del MERCOSUR presentaron algunas acciones para solventar el problema sanitario en la región mientras permanezca el brote del Coronavirus (Covid-19).

Alejandro Karlen (parlamentario del mercosur) se reunió con el Viceministro de Salud de Paraguay, Julio Rolón para monitorear el lanzamiento de un Protocolo con diversas medidas sanitarias para frenar el avance del Coronavirus.

Karlen también propone declarar la vigencia de zona de alerta y vigilancia epidemiológica en la región del MERCOSUR mientras permanezca el brote del virus Covid-19.

En ese sentido el gobierno de Paraguay ha decidido suspender todos los eventos públicos o privados de concurrencia masiva como: conciertos, prácticas deportivas, reuniones religiosas o de carácter político, actividades en lugares cerrados que incluyen a cines, teatros y convenciones. Asimismo, la iniciativa contempla la obligatoriedad del uso del barbijo y la ozonización en los distintos medios de transporte. Medidas similares también vienen siendo adoptadas por los demás gobiernos en la región.

El Parlamentario Karlen se refirió a las medidas anunciadas y las calificó, como “convergentes e imprescindibles”, además advirtió que “las medidas adoptadas tienen como fin proteger a la población más vulnerable (los mayores), ralentizar en lo posible los contagios y permitir que el sistema de salud puede atenderlos, y esto es lo que nos recomienda la OMS (…) con este proyecto proponemos que desde las distintas áreas de salud de los países miembros se realice el monitoreo de la evolución epidemiológica de la situación y proporcione orientación más detallada cuando esté disponible”.

En cuanto a la recomendación de Ricardo Canese, a través de un documento, el parlamentario asegura que son varios los países de la región que han solicitado la cooperación médica y farmacéutica cubana, sobre todo en relación a la importación del retroviral desarrollado por ese país. «Es un momento de solidaridad entre los pueblos, más aún si somos pueblos hermanos de América Latina», asevera.

«Instamos al CMC (Consejo Mercado Común) del Mercosur solicitar cooperación mutuamente solidaria entre la República de Cuba y el Mercosur, a fin de disponer en los países miembros unidades de Interferón ALFA 2B», manifestó Canese.

Asimismo, reiteró que la instancia integracionista debe facilitar la obtención del medicamento en cada Nación, que «el Mercosur dé a Cuba el apoyo solidario que esta República necesita en otros campos en los cuales los diversos países integrantes de la región pueden hacerlo», añadió.

Hasta el momento se conoce del empleo del Interferón ALFA 2B como parte del tratamiento retroviral para enfrentar el coronavirus en China, cuyo resultados fueron muy positivos. Además, el documento destaca que numerosas naciones latinoamericanas han solicitado la cooperación de Cuba en relación a este medicamento, como es el caso de El Salvador. Por otra parte, en la misma región se conocen de algunas intenciones o sugerencias de solicitud del medicamento a las autoridades cubanas en países como Chile y Panamá, resalta Telesur.

El Interferón Alfa 2B humano recombinante fue desarrollado hace algunos años en Cuba por el Centro de Ingeniería Genética y Biotecnología (CIGB) en 1986, y ha demostrado su eficacia en el fortalecimiento del sistema inmunológico de los pacientes afectados por enfermedades como Hepatitis B y C, Herpes zoster, VIH-Sida, dengue y actualmente el COVID-19.

La ayuda de Cuba a un crucero británico

De acuerdo con Reuters, el ministro de Relaciones Exteriores de Gran Bretaña, Dominic Raab, expresó el martes 17 de marzo, su agradecimiento en el parlamento a Cuba por ofrecer un refugio seguro a Braemar, con más de 1.000 pasajeros y tripulantes principalmente británicos a bordo después de que varios puertos del Caribe se negaron a dejarla atracar.

El nuevo coronavirus, SARS-CoV-2, ha sumido a la industria de cruceros en el caos, ya que la restricción global de los requisitos de entrada ha dejado a muchos barcos varados o en cuarentena. Las líneas de cruceros han suspendido futuros viajes en los últimos días.

«La prevención y la contención del nuevo coronavirus requieren los esfuerzos de toda la comunidad internacional», dijo el canciller cubano, Bruno Rodríguez.

El pasado 13 de marzo el gobierno del Reino Unido de Gran Bretaña e Irlanda del Norte, solicitó a las autoridades cubanas el permiso de atraque en un puerto cubano del crucero MS Braemar, de la línea Fred Olsen, con cinco viajeros afectados por el nuevo coronavirus (SARS CoV 2/Covid-19), y su repatriación por vía aérea.

“Ante la urgencia de la situación y el riesgo para la vida de las personas enfermas, el gobierno de Cuba ha decidido permitir el atraque de esta embarcación y adoptará las medidas sanitarias establecidas para recibir a todos los ciudadanos a bordo, bajo los protocolos establecidos por la Organización Mundial de la Salud (OMS) y el Ministerio de Salud Pública de Cuba.

“De conjunto con las autoridades británicas, se organizó que una vez que los cruceristas arriben a territorio nacional, se proceda al retorno seguro e inmediato de estos viajeros al Reino Unido en vuelos charter de compañías aéreas a ese país”, precisó un comunicado de la Cancillería cubana.
El gobierno de Italia, rebasado por la pandemia, solicitó en el día de ayer la ayuda de China y Cuba.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.