la Iglesia rechazó el aborto: “No es lícito eliminar a ninguna vida humana”

El obispo de San Isidro y presidente de la Conferencia Episcopal Argentina, monseñor Oscar Vicente Ojea, celebró la Misa por las mujeres y la vida ante una multitud de personas reunida frente a la basílica de Luján, donde sostuvo el rechazo de la Iglesia a la despenalización del aborto y abogó a “discernir prioridades y no elegir temas que enfrenten a los ciudadanos y atenten contra la fraternidad como pueblo”.

“Pero con la misma pasión con la que afirmamos esto último, decimos también que no es lícito eliminar ninguna vida humana como afirma nuestra Constitución Nacional. La violencia y la muerte son exactamente lo contrario del proyecto de Jesús. La vida es el primer derecho y sin él no puede darse ninguno más. Lo reclamamos para todos en cualquier edad o situación en la que se encuentre esa vida y de un modo especial para quien se halla débil, desprotegido e indefenso”, pidió monseñor Ojea.

En esta línea, el Obisto, exigió que el debate por la legalización “no caiga en la descalificación” ni en la “estigmatización”.

En un claro mensaje al gobierno del presidente Alberto Fernández, que esta semana enviará un proyecto de ley de legalización de la interrupción voluntaria del embarazo al Congreso, Ojea recalcó: «Millones de argentinos y argentinas, creyentes y no creyentes, tienen la profunda convicción de que hay vida desde la concepción y que una persona distinta de su madre va desarrollándose en su seno».

Sobre el final el presidente de la Conferencia Episcopal Argentina exhortó que “Es injusto y doloroso llamarlos anti-derechos o hipócritas”.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.