#Superliga: Boca se coronó campeón en un partido histórico

Dramatismo. Suspenso. Final no apto para cardíacos. Como siempre sucede cuando Boca y River definen una copa los adjetivos se repiten. Esta vez le tocó al Xeneize que un remontada histórica se quedó con los laureles de la Superliga Argentina.

En un partido que tuvo el condimento de que en el banco de suplente estuvo Diego Armando Maradona, Boca venció 1-0 al Gimnasia en un partido en que casi no se lució. De hecho, por momentos se vio superado por un equipo que se tiró atrás y cerró las opciones, sin embargo, se jugaba el minuto 72 en el estadio La Bombonera, por lo que Carlos Tevez desde afuera del área sacó el potente zapatazo que venció a Jorge Broun, para hacer explotar el recinto.

En los minutos finales aguantó el cuadro de Miguel Ángel Russo y de reojo observaron que su acérrimo rival no pudo ganar, para explotar de júbilo por el campeonato obtenido

RIVER NO PUDO

Por su parte, el plantel millonario visitaba a Atlético Tucumán y dependía de él para logar la corona, pero lo dejo pasar.
De hecho fueron los tucumanos quienes rápidamente se puso al frente en el marcador con el tiro de esquina que fue rematado por Javier Toledo al minuto 19 para inaugurar la pizarra, aunque la escuadra de Marcelo Gallardo se fue asentando en el campo, hasta que en el 35, Matías Suárez remató a segundo poste para empatar el marcador, lo que les daba en ese instante, otra vez el título.

En el segundo lapso, un tiro libre de De la Cruz que se fue por encima de la portería fue lo más cercano en la parte complementaria, ya que cuando se enteraron que Boca iba ganando, Ignacio Scocco y Lucas Pratto ingresaron al campo para tratar de hacer el segundo, pero todo fue en vano porque nunca lo encontraron.

MARADONA Y SU REGRESO A LA BOMBONERA

Las diferencias públicas entre Diego Armando Maradona y la nueva dirigencia de Boca -sobre todo con Juan Román Riquelme, el otro gran ídolo Xeneize- hicieron que se hablara mucho sobre cómo sería su regreso a la Bombonera.

Pero a los hinchas poco les importó el lío mediático y recibieron al mejor jugador de todos los tiempos con la alegría y la euforia que ameritaba su presencia en una cancha en la que brilló en la temporada 1981/1982.

Además de la fiesta en las tribunas, el club agasajó al Diez con una plaqueta y una camiseta con su nombre, las cuales fueron otorgadadas por dos viejos conocidos: Miguel Ángel Brindisi y Hugo “el Pelado” Perotti.

Durante este recibimiento, Maradona recorrió el césped y se notó su agradecimiento hacia todo el Estadio Alberto J. Armando.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.