Racing y un triunfo agónico ante Independiente

El clásico de Avellaneda fue para la Academia en un partido donde escasearon goles pero sobraron expulsados.

Fue 1 a 0, con gol del chileno Marcelo Díaz, a los 86 minutos luego de jugar todo un tiempo con con nueve hombre.

Los dirigido por Sebastián Beccacece fue superior a su rival en los primeros minutos del encuentro. Los dueños de casa se encontraron con un adversario que lo dejó avanzar en el campo y que dejó varios espacios en la mitad de la cancha. Fue así que por medio de sus atacantes, con Lisandro López como estandarte, el local asechó en varias oportunidades el arco defendido por Martín Campaña.

Cuando todo indicaba que Racing estaba por ponerse en ventaja, un rebote en mitad de cancha habilitó a Cecilio Domínguez que se fue solo en dirección al arco y definió ante la salida de Gabriel Arias, que tocó la pelota con la mano fuera del área y fue expulsado por el árbitro Patricio Loustau. De esta manera, Racing quedó con un jugador menos y dispuso del ingreso de Javier García en lugar de David Barbona.

Sobre el inicio del complemento, una pelota frontal sobre el campo de Racing parecía controlada por la defensa pero Leonardo Sigali saltó a despejar con el codo levantado e impactó sobre la cabeza de Fernández. Loustau no dudó en sacar la tarjeta roja y así dejar con dos jugadores menos al equipo local.

Contra todo pronóstico, la Academia aprovechó un contraataque por la banda derecha, un rebote le quedó al ingresado Darío Cvitanich que luchó ante su marca y logró mandar un centro atrás para que Leonel Miranda la deje pasar entre sus piernas y deje en soledad a Marcelo Díaz, que desde el punto del penal la colocó contra un palo y le dio el triunfo agónico a su equipo.

Ya con un clima caliente y sin mucho juego por ambos lados, Javi García retuvo la pelota en sus manos cuando Independiente disponía de un tiro de esquina, lo que ocasionó la reacción de los jugadores del Rojo. Ante este tumulto, el juez decidió mostrarle la tarjeta roja a Cecilio Domínguez y amonestar al arquero de Racing.

Con 9 minutos adicionados y con mucha fricción en el campo de juego, Cvitanich protagonizó una pelea con Lucas Romero, por lo que Loustau tomó la decisión de expulsar al del Rojo y mostrarle la amarilla al delantero. Por lo tanto, ambos equipos finalizaron con nueve hombres en la cancha.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.