Paula Pareto se vengó de Tomás Fonzi y arreglaron cuentas pendientes en Masterchef Celebrity

El actor había perjudicado a la judoca durante una gala de eliminación, pero esta vez su compañera tuvo la posibilidad de elegir y no lo dudó

El miércoles de beneficios tuvo giros inesperados en la tercera temporada de Masterchef Celebrity. Los mejores participantes de la semana buscaron ganar las medallas de plata y oro en un desafío que tuvo como condición incluir el vino en sus preparaciones. Sin embargo, antes de encender las hornallas más famosas del país tuvieron que enfrentarse a una prueba rápida que definió la suerte de cada concursante. Paula La Peque Pareto y Joaquín Levinton, bautizados como la dupla Pekin por sus nombres, resultaron ganadores y aprovecharon para saldar una cuenta pendiente de la judoca con Tomás Fonzi.

El líder de Turf y la deportista hicieron equipo a la hora de hacer la mayor cantidad de vino patero en el menor tiempo posible, y dada la falta de coordinación de Fonzi con Catherine Fulop, triunfaron con una amplia diferencia. Los jurados les brindaron la posibilidad de elegir el plato que cocinaría cada uno y ellos distribuyeron las cuatro opciones según la dificultad.

Según explicó Germán Martitegui, los riñones de cordero eran la opción más compleja del listado, y la judoca no dudó en asignarle el desafío al actor. Levinton pidió la merluza negra, Pareto prefirió el bizcochuelo y Fulop tuvo que cocinar las peras especiadas. “El plato más difícil, según el jurado, es para Tomás Fonzi. La Peque te la devolvió, Tomi”, enfatizó Santiago del Moro al repasar qué le había tocado a cada participante.

Con humor, el ex Verano del 98 bromeó: “Estamos a mano, ¿soltamos? ¿no?”. Cabe recordar que un mes atrás Tomás había ganado una de las pruebas previas a la gala de eliminación por haber preparado el mejor bife a punto en tan solo 15 minutos, y como premio pudo subir al balcón, bajo la condición de elegir a uno de sus compañeros con delantal blanco para que baje a reemplazarlo. Es decir, que el o la concursante que señalara tendría posibilidades de quedar eliminado. En esa ocasión decidió que fuera la Peque, y los fanáticos le hicieron saber su descontento a través de las redes sociales.

“Creo que es la que está más preparada para enfrentar este momento”, se justificó. Lejos del rencor, la deportista expresó: “No estoy sorprendida…No esperaba nada, esperaba que diga el nombre y bueno, tocó”. Y en el backstage, agregó: “No pasa nada, estamos en son de paz, esto es un juego”. La decisión sorprendió a sus compañeros, ya que muchos esperaban que eligiera a Malena Guinzburg por ser la más nueva del programa, pero en el nuevo capítulo llegó la continuación de la historia.

“La Peque y Joaquín eligieron que seas vos el que haga los riñones. ¿Sentís que es una revancha?”, le consultó el conductor cuando pasó por su isla. “No, no, justicia más bien”, se sinceró el actor, y detrás de cámaras reafirmó: “Elijo creer que me están apuntalando”. Del Moro le recordó la ola de comentarios negativos que le llegaron a Twitter cuando perjudicó a Pareto, pero el participante hizo caso omiso: “Lo importante es lo que pasa entre La Peque y yo, que está todo bien”.

“Siempre quedamos bien, buena onda”, ratificó a lo lejos la judoca, mientras reducía el almíbar de vino blanco para su bizcochuelo con frutos rojos. Sobre el final los resultados no beneficiaron a la concursante, sino más bien a Fonzi. El plato dulce que presentó no convenció a los jurados, mientras que los riñoncitos de Tomás cosecharon grandes elogios. Aunque había empezado con ventaja, La Peque resultó la única elegida para competir por su lugar en la gala de eliminación del domingo.

 

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.