Gremios Docentes piden por la suspensión temporal de clases presenciales ante la «segunda ola»

La Confederación de Trabajadores de la Educación de la República Argentina (Ctera) solicitó este lunes al Ministerio de Educación de la Nación y a las carteras educativas provinciales «la suspensión temporal de la presencialidad en aquellos distritos donde el aumento de casos ha sido exponencial en los últimos 14 días».

En un comunicado difundido a través de su sitio web y que luego circuló en las redes sociales por acción de los docentes y trabajadores afiliados, la entidad gremial reclamó «el regreso temporalmente a las actividades a distancia hasta que estén dadas las condiciones óptimas de resguardo sanitario».

El documento de Ctera, entidad gremial de segundo grado de la que forman parte sindicatos docentes de las 24 jurisdicciones del país, advirtió sobre «el aumento de la circulación comunitaria del virus y de las nuevas cepas» de la Covid-19.

Y en ese sentido exhortó a las autoridades a «cuidar la salud de la comunidad educativa, docentes, no docentes y estudiantes», para lo cual pidió que se tomen «las medidas restrictivas en los distintos ámbitos que impidan la propagación del virus».

«Por tal motivo -concluyó la confederación docente- Ctera solicita, en esos lugares de alto riesgo, volver temporalmente a las actividades a distancia hasta que estén dadas las condiciones óptimas de resguardo sanitario».

El pronunciamiento está firmado por la Junta Ejecutiva Nacional de Ctera, que está integrada por la santafesina Sonia Alesso (secretaria general, del gremio Amsafe), el bonaerense Roberto Baradel (secretario general adjunto, de Suteba), el porteño Eduardo López (secretario gremial, por UTE), el cordobés Oscar Ruibal (prosecretario gremial, UEPC), el cordobés Juan Bautista Monserrat (secretario de organización, también de UEPC) y el neuquino Marcelo Guagliardo (secretario administrativo, por ATEN), entre otros.

Por su parte el secretario general de Suteba, Roberto Baradel, consideró hoy que «si los contagios de coronavirus continúan creciendo como hasta ahora, se tiene que avanzar en mayores restricciones que incluyan la suspensión temporal de las clases presenciales en los distritos que registren subas exponenciales de casos».

«No hay duda de que la presencialidad se tiene que seguir dando. Pero ante situaciones de desborde, como saturación del sistema público y privado de salud o aumento exponencial de los casos, hay que tener cuidados, restricciones en la circulación por un tiempo mientras se sigue vacunando», sostuvo el dirigente gremial en declaraciones a radio La Red.

Anoche, el Gobierno bonaerense informó que un comité de crisis integrado por autoridades sanitarias, educativas y gremios docentes evaluará desde el próximo jueves si en los distritos más afectados por el coronavirus se suspenden o restringen las clases presenciales.

En ese sentido, Bardel contó que «ayer se constituyó un comité de crisis que analizará distrito por distrito la situación» y destacó que «somos escuchados, con la provincia hay un diálogo permanente».

Pese a que reconoció que en la provincia de Buenos Aires «se cumplen los protocolos», planteó que «la escuela es parte de una comunidad, no es una isla y los contagios que se dan afuera le impactan».

«Se está haciendo un gran esfuerzo para cuidar los protocolos, asilar a la burbuja ante casos sospechosos. Pero las conductas sociales por fuera de la escuela en muchos casos no son las adecuadas y eso impacta en la escuela», describió.

Por ello, analizó que «en aquellos distritos donde hay aumento exponencial de casos, se tendrían que tomar medidas temporales que apunten a más restricciones para disminuir la circulación de gente».

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *