Nuevo vuelo a Rusia en busca de más vacunas

El cuarto vuelo de Aerolíneas Argentinas con rumbo a Rusia para traer al país una nueva partida de Sputnik V partió la noche del miércoles a las 23.07 desde Ezeiza, en un contexto en el que el Gobierno apuesta a una progresiva normalización en la entrega de dosis producidas en Moscú durante los próximos días.

El presidente de la compañía de bandera, Pablo Ceriani, había anunciado en su cuenta Twitter que la partida del «vuelo AR1064 de Aerolíneas Argentinas con destino a Rusia está confirmada para hoy» y agregó que «la cuarta de esas operaciones es muy importante para hacer frente al Covid-19».

«La ruta Buenos Aires-Moscú es la más larga sin escalas realizada hasta ahora. Esta operación requiere un importante trabajo logístico en coordinación con actores de ambos países. Toda nuestra energía está puesta en cumplir con esta tarea», indicó el titular de Aerolíneas.

Los vuelos anteriores

Como en los casos anteriores, el avión es un Airbus 330-200 y el regreso desde la capital rusa está previsto para el próximo viernes luego del mediodía. En esta ocasión, llevará la nominación AR1064, matrícula LV GIF, en su viaje de ida, y el AR1065 para el regreso desde la capital rusa, que se concretará mañana.

La tripulación está compuesta por los comandantes Fernando Carlos Castillo, Julio Luis Carballada, Gastón Miguel Altoe Daniel y Ariel Gustavo Mota, y los copilotos Gerardo Hertor Terenzani, Hugo Martín Batisteza, Tomás Fabián Magyari, Francisco Javier Obregón, Roberto Walter Casañe y José María Aguer. A ellos se suman 8 tripulantes, entre mecánicos, despachantes de cargas y técnicos.

Altoe Daniel dijo que es «una satisfacción para toda la familia de Aerolíneas Argentinas este nuevo viaje, más en este caso en medio de una pandemia que azota a todo el mundo».

«Es la línea de bandera del Estado y estamos siempre dispuestos a hacer lo que sea necesario para situaciones como esta. Ya repatriamos argentinos que estaban afuera y ahora traemos las vacunas» contra el coronavirus, amplió a la prensa.

Sobre las vacunas dijo que «son alrededor de 14 toneladas, 10 de las cuales estarán en la bodega y el resto en la cabina acomodadas entre los asientos».

Estimó que el vuelo estaría de regreso el viernes alrededor de las 14 hora local, según lo previsto, y reveló que «hay pronóstico de nieve en Moscú para cuando lleguemos, pero estamos preparados para esa contingencia».

El primero de los vuelos que transportó una partida de vacunas llegó a la Argentina el 24 de diciembre pasado, con 300.000 dosis, en tanto el segundo lo hizo el 16 de enero con la misma cantidad, mientras que el tercero arribó a Ezeiza el jueves 28 de enero, con 240 mil dosis, de las cuales 20 mil fueron destinadas a Bolivia.

Tal como ocurrió con los otros tres viajes, este nuevo vuelo a Moscú se concreta de forma directa -sin escalas técnicas-, bajo la denominación de «ferry», es decir, cuando la aeronave va vacía, solo con su tripulación de cabina e incluso técnicos de mantenimiento y de carga, según el caso.

La travesía también está a cargo de 10 tripulantes, entre pilotos y copilotos, que se irán alternando al comando de la nave, a los que se suman despachantes, técnicos y personal de carga, para llegar a 18 personas.

El tiempo de carga en Moscú, partiendo de la base de las experiencias anteriores, no debería demandar más de cinco horas, por lo que el avión estaría en condiciones de despegar desde la capital rusa después de la medianoche del jueves, y su llegada a Buenos Aires está prevista para el viernes, entre las 14 y las 15.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *