Florencia Kirchner: “La última imagen de mi papá no me la puedo sacar de la cabeza, me produce desesperación”

La guionista participó de una charla íntima con Franco Torchia, y habló del recuerdo de su padre, de la maternidad, del vínculo con Cristina Fernández, de su relación con su cuerpo tras la enfermedad que sufrió y de cómo se lleva con las masculinidades. En diálogo con La Once Diez/Radio de la Ciudad reconoció que “la última imagen que tengo de mi papá es algo que no me puedo sacar de la cabeza, me produce desesperación”.

 La guionista se mostró conmovida al referirse al último recuerdo que mantiene de su padre, Néstor Kirchner, quien falleció el 27 de octubre del 2010 siendo diputado de la nación: “Creo que por ahí la foto mental que tengo en mi cabeza, que nunca me la voy a poder sacar… Es la de la última vez que vi a mi papá. Esa es la imagen que no me saco”. Rememoró así que “en el 2010 ellos habían viajado para lo de Naciones Unidas. Yo estaba en Nueva York, porque estaba estudiando allá y es muy loco porque no me quedó en la cabeza el momento en el que me despedí que fue a la tarde, sino que es una imagen de la noche anterior”.

 “Me recuerdo angustiada esa noche y me agarra una desesperación de querer volver a ese lugar”

 Cuando yo me iba del hotel para ir hasta donde yo estaba viviendo -que me quedó muy grabado- él me acompañó hasta abajo, hasta el auto que me iba a llevar. Y esa imagen de él ahí, gira, y gira, y gira constantemente”, describió. Al tiempo que confesó que “me transmite muchas cosas esa imagen, me transmite llanto por momentos, por momentos desesperación, la sensación del cuidado de mi papá que me acompañó”. Empero precisó que “pero esa desesperación yo creo que era desesperación de los dos, y mía de pensar ‘cómo no le dije adiós’ me recuerdo angustiada esa noche y me agarra una desesperación de querer volver a ese lugar, de volver ahí. Quisiera decirle muchas cosas, pero no sabría realmente cuál elegir”.

 En este sentido también habló de la relación con su madre, Cristina Fernández de Kirchner, y reveló que “en cuanto a la maternidad es re metida. Tiene una adoración descomunal por Helena, y se mete en todo. Y si la reto ‘pobrecita’”. Asimismo precisó detalles sobre el vínculo entre su hija Helena de casi cuatro años, fruto de su relación con Camilo Vaca Narvaja, y la ex presidenta: “Helena la adora. Hasta que yo me enfermé y ya no pudimos viajar, desde los 2 años que viaja con la abuela. Y no me extraña a mi, ni extraña al padre”.

 “La relación con mi cuerpo es dramática”

 Por otra parte, la hija de la vicepresidenta, que a través de sus redes sociales ya había hecho referencia a la enfermedad que le valió un largo período de internación en Cuba, se refirió a la relación con su cuerpo y la calificó como “dramática”. “Sigo cerrando muchas cosas. La relación con mi cuerpo es dramática. Por muchos motivos. Para empezar los últimos años mi cuerpo me jugó muy en contra. Empecé a tener una pelea con mi cuerpo, de no poder funcionar de golpe. Y por otra parte no estoy ajena a los mandatos, por más que después no haga nada por cumplirlos, hay una lucha por aceptar que soy así y siempre voy a ser así, el Patriarcado también me afecta”, reflexionó en nota con el ciclo radial No se puede vivir del amor.

“Tiro palos en Instagram”

 En otra línea aclaró no estar en pareja, pero admitió que “tiro palos en Instagram”, se autodescribió como “solitaria” y reconoció haber mirado a otras mujeres. “Tiro palos en Instagram. Pero es complejo. No estoy en pareja, no soy muy de la pareja. Me vivo enamorando, pero no es que estoy con alguien por eso. Me ocurre que si me encuentro con una persona que me enamore y me provoque ganas de estar, lo hago, pero si no aparece prefiero estar sola. Y para nada me imagino conviviendo con una persona”. Al ser consultada acerca de hacia dónde van dirigidas sus miradas, la hija de los ex presidentes admitió que “para mi ser hombre o mujer es una ficción política, miro a las personas. Me sucede que miro más hombres, es como que algo va más ahí. Pero si he mirado mujeres y no voy a decir más”.

  A 5 años del primer Ni Una Menos pidió por el aborto legal y la ley de cupo laboral trans

 Sobre el final en el marco de los cinco años del primer Ni Una Menos, la guionista que además es militante feminista, recordó el surgimiento del movimiento del colectivo de protesta que se opone a la violencia contra la mujer y los femicidios, recordó que lo vivió transitando su embarazo y destacó que las deudas para el colectivo feminista son que “por el momento que, entre otras cosas, el aborto no esté legalizado y que todavía no esté federalizada la ley de cupo laboral trans. Hay un enorme transodio del que tenemos que empezar a hablar. Leer a las compañeras como Camila Sosa Villada, creo que son espacios a los que todos nos tenemos que acercar, necesitamos escuchar a esas compañeras”.

 Ley de Matrimonio Igualitario e Identidad de Género: “No eran discusiones en mi casa, eran cosas que tenían que suceder”

Por último a casi un mes del aniversario de la sanción de la ley 26.618 del Matrimonio Igualitario el 15 de Julio del 2010 recordó que “esa noche yo acababa de volver de Nueva York, había vuelto por un tiempo a Argentina, me quedé despierta porque esa noche volaba a Tierra del Fuego y lo viví con muchísima emoción, lo vi por la tele y de ahí al aeropuerto derecho. Sobre eso nunca hubo ni discusión en la familia, era algo dado”. “Identidad de Género lo mismo, eran cosas que en mi casa, en mi familia estaban totalmente dadas, eran algo que tenían que suceder”, concluyó.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.