Repasamos los detalles del plan que propuso Argentina a los Bonistas

El Gobierno espera hoy la respuesta de los bonistas a la propuesta presentada para renegociar US$ 66.238 millones de deuda emitida bajo legislación extranjera.

La misma fue presentada en el mes de abril ante la comisión de valores de los Estados Unidos (SEC, según su sigla en inglés) en la que se darán los detalles técnicos de este canje.

En aquel entonces, el presidente Fernández había manifestado que «Tal vez sea la oportunidad para construir un país mejor».

¿Cuál es la Propuesta?

En rasgos generales prevé un período de gracia de tres años sin ningún tipo de pagos, con una quita reducida sobre el capital y un recorte del 62% en los intereses, que suman un monto total de US$ 41.500 millones.

También busca reestructurar 21 títulos emitidos bajo legislación extranjera por US$ 66.238 millones, algo más de US$ 1.000 millones menos que los US$ 68.843 millones anunciados inicialmente.

Conlleva una mayor reducción de intereses que de capital. La reducción de capital sería de US$ 3.600 millones, equivalente a una quita del 5,4% sobre el stock adeudado y una reducción en los intereses de US$ 37.900 que implica una reducción del 62%.

Por otra parte, el Gobierno argentino ya solicitó a la Comisión de Valores de Estados Unidos (SEC, por su siglas en inglés) autorización para emitir bonos por un monto total de hasta US$ 50.500 millones, en el marco del proceso de reestructuración en el que prevé un canje de títulos viejos por nuevos a los tenedores que acepten la propuesta.

La nota enviada por el Palacio de Hacienda a la SEC solicitaba autorización para la emisión de nuevos títulos por US$ 20.000 millones, que se suman a otros pedido formulado varias semanas atrás por otros US$ 30.500 millones, con lo que la suma total asciende a US$ 50.500 millones.

Por entonces, Guzmán, solicitó formalmente al Club de París posponer por un año el pago de US$ 2.100 millones que vencen en mayo próximo y planteó la posibilidad de encarar una renegociación del acuerdo alcanzado con ese foro de países en 2014.

En este sentido, el funcionario, explicó que la propuesta se alcanzó luego de hablar con el Fondo Monetario Internacional, al cual Argentina le debe US$ 44.000 millones, y que de ese diálogo «se encontraron similitudes» sobre la capacidad de la Argentina para hacer frente a esa deuda.

«Argentina hoy no puede pagar nada. No solo hoy, sino que durante ciertos años no podrá pagar nada y con el Fondo hemos coincidido en que tiene que haber una fuerte reducción» de la carga de la deuda para que el país pueda crecer, dijo el funcionario.

 

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.