#Informe: ¿Se están liberando presos? ¿Que dice el Servicio Penitenciario? ¿Alberto Fernández quiere indultar de forma masiva?

Sin dudas la situación de la Pandemia del COVID-19 y su relación con la cárceles argentinas, es la noticia que ha tomado más notoriedad en estos días.  La falsa noticia de que se liberarán presos a doquier instalada por un sector de la política y replicada por medios afines a las “Fake news” hizo que incluso el presidente de la Nación dedicara algunas líneas al tema.

En este sentido explicó que «Cada dos por tres leo un tuit de Patricia Bullrich que dice que queremos indultar” y agregó  «Acá en la Argentina algunos no hacen un análisis y dicen ‘quieren liberar para buscar la impunidad’. No es eso».

«La cárcel es un lugar de concentración humana muy riesgosa, donde el contagio y la contaminación puede darse con mucha facilidad, hay también gente que tiene factores de riesgo», explicó Fernández

En tanto, el titular de la Cámara de Diputados, Sergio Massa , advirtió hoy que los jueces que liberen a presos sin cumplir con la ley de la víctima, podrían ser sometidos a juicio político.

Lo cierto es que el Servicio Penitenciario Federal (SPF) elaborará un informe sobre los presos que por su edad, condición o estado de salud forman parte del grupo vulnerable frente al coronavirus y que un contagio podría agravar su cuadro. Esa información será puesta en conocimiento de los jueces de sus causas para que analicen si ante esa situación deben salir de prisión y recibir una medida alternativa de detención.

Así surge de un memorándum que el viernes dictó el SPF y envió a las 35 cárceles federales que hay en todo el país. En la resolución, se informa, que se le dio 96 horas a las autoridades de cada penal para que elaboren el informe con los detenidos en situación de riesgo.

En las cárceles federales hoy hay 12.579 personas alojadas -conforme a las estadísticas del SPF– y el grupo de riesgo frente al coronavirus sería entre 1.000 y 1.200 presos, estimó una fuente penitenciaria que trabaja en el tema.

La resolución señala que “en el término de 96 horas” los responsables de cada cárcel deberán “arbitrar los medios que resulten necesarios para que los responsables del Área de Sanidad de cada establecimiento penitenciario, elaboren y confeccionen un pormenorizado informe en relación a los internos pertenecientes al colectivo de pacientes vulnerables –de acuerdo a las categorías de grupos-, que pudieran presentar sintomatologías graves ante el eventual contagio e infección del Coronavirus”.

Los grupos vulnerables, explica la resolución en base al lineamiento del Ministerio de Salud, son siete: mayores de 65 años; embarazadas; pacientes portadores de Enfermedad Pulmonar Obstructiva Crónica (EPOC); paciente diabético insulinorequirientes; paciente inmunosuprimidos (HIV, TBC en tratamiento, Hepatitis B y C en tratamiento, pacientes oncológicos en tratamiento, paciente bajo corticoterapia, paciente en tratamiento quimioterápico, pacientes con enfermedades autoinmunes); pacientes con insuficiencia cardíaca; y pacientes con insuficiencia renal crónica. Se trata de personas que complicarían severamente su cuadro de salud en caso de contagiarse coronavirus.

Una vez que el listado esté hecho será enviado “a los Juzgados, Tribunales y Órganos Jurisdiccionales que corresponda, con el objetivo de que las diferentes judicaturas analicen la posibilidad del otorgamiento de medidas alternativas a la prisión en lo que respecta a los internos pertenecientes a alguno de los grupos referenciados” según se informó a la prensa.

¿Qué medidas se pueden tomar para una persona en situación de riesgo? Desde un arresto domiciliario, la libertad con el uso de una pulsera electrónica o la internación fuera de la cárcel en un hospital, entre otras. Todo dependerá de cada caso. Con la pandemia del coronavirus tanto en la justicia como en el SPF descartan que habrá muchas presentaciones de abogados para pedir por la prisión domiciliaria u otra medida alternativa a la cárcel de sus defendidos.

Una de las mayores críticas es a la situación médica por la falta de recursos, principalmente medicamentos, y de profesionales para atender a los problemas de salud en las cárceles que se agravan por la sobrepoblación que provoca malas condiciones de detención, entre ellas la higiénica y la alimenticia. Como ejemplo, en junio del año pasado el SPF reconoció en un informe que de las tres ambulancias que había en la cárcel de Marcos Paz -de máxima seguridad y una de las más grandes del país- solo funcionaba una. En las cárceles se han detectado casos de tuberculosis y hoy, además del coronavirus, la preocupación también es por el dengue y el sarampión.

La decisión del SPF se tomó luego que esta semana la Cámara Federal de Casación Penal puso el foco en las personas detenidas. En una acordada, el tribunal pidió que de manera urgente se haga un protocolo de prevención ante el coronavirus en las cárceles y en especial a las personas que sean grupo de riesgo. Casación también le encomendó a los jueces que le den prioridad a las causas con presos en situación de vulnerabilidad.

En resumen es importante que un país republicano como el nuestro, la justicia tiene la independencia necesaria para que los únicos que pueden disponer la salida de la cárcel de una persona son los magistrados. Ni Alberto Fernández, ni Massa, ni Cristina Fernández, tienen la potestad de hacerlo.

Listado de los Reclusos Liberados de forma condicional esta semana

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.