Argentinos diseñan el primer robot que «limpia» ambientes con Coronavirus

Un grupo de ingenieros argentinos creó un robot que utiliza rayos ultravioletas para desinfectar cualquier ambiente o superficie, con el fin de evitar el contagio en el marco de la pandemia de coronavirus. El dispositivo trabaja mediante un escáner de láser 3D. El UVR-bot analiza toda la habitación, calcula el tiempo y emite radiación UV-C para eliminar el ADN y ARN de virus y bacterias. La desinfección puede tardar entre 5 y 15 minutos, según el tamaño del lugar.

“Para desactivar diferentes microorganismos usamos cierta cantidad de luz ultra violeta. El desafío fue cómo calcularla para el lugar que se quiere desinfectar. Esta se tiene que ajustar al espacio, e iluminar todos los rincones”, contó Martín González, encargado de la parte mecánica y diseño del proyecto.

La empresa es UVR Robotics es la encargada de llevar a cabo el proyecto. Según relató, el dispositivo se desarrolló en una fábrica situada en avenida Caseros y la calle Pichincha, pleno barrio porteño de Parque Patricios. «Fue financiado con nuestros ahorros y tenemos pensado lanzar 20 más en tres semanas. Sin embargo, necesitamos la ayuda del Estado para poder producir en grande».

«Sabiamos que el robot podía ser muy efectivo pero, cuando uno comienza un proyecto, es difícil prever hasta dónde vamos a poder llegar. Estamos muy contentos con el resultado final. Ahora, tenemos la gran responsabilidad de lograr que llegue a todos lados. Ese es el segundo desafío», agregó.

El dispositivo es un robot inteligente de desinfección por luz ultravioleta, cuya principal característica es que está equipado con una avanzada computadora que, por medio de un escanner 3D, analiza en tiempo real los ambientes a desinfectar y calcula las posiciones y tiempos necesarios para una eficacia total.

Empresas de Italia y Estados Unidos contactaron al grupo para adquirir el software del robot. El producto argentino tiene un costo de entre 3.000 y 10.000 dólares, aunque los que ya se utilizan en España valen 170.000.

«La construcción nos llevó 20 días. Trabajamos todos los miembros, durmiendo muy poco, considerábamos que era una prioridad para el país e hicimos el esfuerzo”, resaltó González sobre el proyecto que cuenta con validaciones y homologaciones de la Universidad Tecnológica Nacional (UTN).

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *