“Cuarentena” climática: cómo cambió la humedad del suelo en los últimos 40 días

A destiempo, pero la lluvias siempre son bienvenidas. Las precipitaciones escasearon cuando más se las necesitaba a mediados de febrero en pleno período crítico de la soja y el maíz. Igualmente, llegaron en marzo, tal como lo había anunciando la perspectiva climática. Por ahora, se mantienen y esto permitió que se recompusieran los perfiles de humedad de todas las regiones.

De acuerdo a los datos de la Bolsa de Comercio de Rosario, un perfil cargado será decisivo para sembrar el cereal, considerando la incertidumbre que hay respecto a la nueva campaña, y también para aplicar tecnología agrícola ya que, según los sondeos iniciales, los productores quieren bajar la aplicación de diferentes soluciones.

Otro de los temores es “La Niña”, es decir, registros de lluvias otoño-invierno-primaverales por debajo de los promedios, lo que perjudicaría de lleno sobre los cultivos de invierno.

Por el momento, la temperatura del Pacífico Ecuatorial, que define la variación de la Corriente del Niño, indica un enfriamiento leve y el escenario de falta de agua incidiría diciembre de 2020.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *