La odisea de una adolescente que denunció a un pai umbanda por abusos sexuales

El caso sucede en Monte Grande. Se trata de una menor de 16 años que se animó a denunciar las violaciones que sufrió de manera reiterada cuando tenía 12. Los “trabajos de sanación” se transformaron en manoseos y tocamientos. Ahora sufre amenazas
Una adolescente denunció que fue abusada en reiteradas oportunidades por un pai umbanda cuando tenía 12 años en un templo ubicado en el distrito bonaerense de Monte Grande, en el sur del Gran Buenos Aires, informaron fuentes policiales.

Según relató la víctima, quien en la actualidad tiene 16 años, el religioso la citaba con la excusa de practicarle «trabajos de sanación».

«Empecé a ir porque tenía un supuesto trabajo en mi espalda, lo cual era mentira. Solo fue una excusa para aprovecharse y hacer lo que se le cantara conmigo», manifestó la chica.

Y continuó: «No permitió que mi mamá entre conmigo. Hizo que ella me espere afuera y empezó mi infierno. A él no le importaba que mi cuerpo tiemble, que llore, que le diga que no me toque».

A su vez, la adolescente, llamada Valentina, explicó: «El primer día me llevó a su habitación, me pidió que me sacara la ropa y al acostarme me empezó a dar masajes y besos en el cuello. Él era más grande que yo físicamente, no podía sacármelo de encima».

«Ese mismo día comenzó a mandarme mensajes, diciéndome que me esperaba al día siguiente. Yo no quería ir más, me sentía muy mal. Pero no podía desautorizar a mi papá ya que es devoto de esa religión», agregó.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *