Murió La segunda persona más anciana del mundo: tenía 116 años

La segunda persona más anciana del mundo, la polaca Tekla Juniewicz, falleció hoy a los 116 años, según declaró su nieto a la cadena de televisión polaca TVN24.

Juniewicz había nacido en 1906 en Krupsko, un pueblo de la región de Leópolis (actualmente Ucrania), que en esa época era parte del Imperio austrohúngaro.

Juniewicz tuvo cinco nietos, cuatro bisnietos y cuatro tataranietos, y su hija menor, de 93 años, sigue viva.

«Tekla Juniewicz fue independiente hasta sus 103 años, le gustaba el cine, los programas de historia, los juegos de cartas, la lectura, la compañía de los otros y los viajes», recordó en un comunicado el municipio de Gliwice (suroeste), donde Tekla vivió desde 1945.

Cuando Polonia se independizó en 1918, Juniewicz tenía 12 años.

Hasta el inicio de la Segunda Guerra Mundial, vivió junto a su esposo en su región natal, anexada a Polonia en el periodo de entreguerras, informó este mediodía la agencia de noticias AFP.

Al unificarse la zona de Leópolis con la Unión Soviética, en 1945, la familia huyó hacia el sudoeste de Polonia.

Lucille Randon, una francesa de 118 años, sigue siendo la persona más anciana del mundo después de que el 19 de abril falleciera la japonesa Kane Tanaka a los 119 años, según la lista del Grupo de Investigación Gerontológica (GRG) de las personas más ancianas del mundo.

Según el GRG, la segunda persona más anciana del mundo es Maria Branyas Morera, una hispanoestadounidense de 115 años.

El sitio detalla que la argentina más longeva es Rosa Catalina «Tita» Barbero de Cammisi, de 111 años.

Barbero de Cammisi (nacida el 15 de noviembre de 1911) nació en Cavour, Las Colonias, y es la quinta de 11 hijos de Antonio Barbero y Matilde Magdalena Goddio.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.