Colombia| El nuevo gobierno prometió eliminar o transformar la policía antidisturbios

El gobierno electo de Colombia afirmó hoy que transformará o suprimirá el Escuadrón Móvil Antidisturbios (Esmad) de la policía, debido a las violaciones de derechos humanos cometidas durante la represión de protestas en los últimos años, y prometió transparencia en el manejo de fondos militares reservados.

«Lo que puedo asegurar es que se hará con la mayor responsabilidad, sea la supresión o la transformación del Esmad; tiene que respetar absolutamente los derechos humanos y no puede ver en los manifestantes al enemigo», dijo el designado ministro de Defensa, Iván Velásquez, en una entrevista con W Radio.

Con poco más de 5.000 efectivos, el Esmad es una fuerza especial creada hace dos décadas para controlar manifestaciones y multitudes.

En los últimos años fue duramente cuestionado por abusos en la contención de las protestas que enfrentó el gobierno del presidente Iván Duque.

En un informe emitido a fines de 2021, la ONU denunció «graves violaciones» de derechos humanos por parte de agentes estatales en las manifestaciones de ese año.

El organismo documentó la muerte de al menos 28 civiles a manos de la fuerza pública, así como detenciones arbitrarias y agresiones sexuales y de género.

A raíz de ello, recomendó al Estado colombiano llevar a cabo «una transformación profunda del Esmad», un pedido que recogió en su campaña el mandatario electo Gustavo Petro, quien asumirá el domingo próximo.

Asimismo, la administración entrante quiere que la policía salga de la órbita del Ministerio de Defensa, teniendo en cuenta que es un cuerpo civil armado y no una fuerza militar, pese a que también combate a los grupos ilegales en el marco del prolongado conflicto interno en el país.

Al respecto, el futuro ministro de Defensa adelantó que la policía pasaría a formar parte de un «ministerio especial» de paz, convivencia y seguridad, según la agencia de noticias AFP.

Según Velásquez, durante su gestión trabajará para que haya transparencia en general y en cuanto al gasto militar en particular, aunque “naturalmente hay temas que son de seguridad que no se podrían transparentar, precisamente por su propia naturaleza y característica”.

Sin embargo, consideró que “el concepto de gastos reservados debe ser realmente restringido a los temas de seguridad nacional» ya que hasta el momento «ha habido una relativa laxitud en ese manejo”.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.