Efemérides| 10 Cosas que no sabías de «Mister T»

Mr. T celebra su setenta cumpleaños. Siete décadas a lo largo de las cuales le ha dado tiempo a participar en series de televisión, trabajar de guardaespaldas, impulsar programas de ayuda a la infancia, subirse a un ring como luchador de wrestling y un montón de cosas más, que es mejor no seguir enumerando para evitar quemar el artículo en este primer párrafo.

1) Mr. T nació el 21 de mayo de 1952 en Chicago. Fue registrado como Laurence Taureaud, pero posteriormente solicitó el cambio legal de nombre. A partir de entonces y como decía en una de sus apariciones televisivas: “Mi nombre es Mr. T. Mr. es mi nombre, punto es mi segundo nombre y T es mi apellido”.

2) En 2021, Mr. T acompañó al cómico Conan O’Brien por los lugares que habían marcado su infancia. Entre otros puntos de la ciudad de Chicago, visitaron el solar donde había estado la casa de protección oficial en la que se crió con sus padres y sus once hermanos, el parque en el que jugaba de niño y el campo de los White Sox [Medias Blancas], el equipo de béisbol local del que el actor es fan desde “cuando los Sox eran todos blancos”. Un juego de palabras en referencia a la época en la que, por cuestiones raciales, en el equipo no había jugadores negros.

3) Mr. T siempre ha aprovechado su popularidad para transmitir mensajes edificantes a los niños. A sus setenta años, el actor sigue siendo un ídolo para muchos de ellos, que no dudan en saludarle cuando se cruzan con él por las calles de Chicago. Cuando eso sucede, Mr. T les responde: “Be good” (“sé bueno”) siempre que sean niños y niñas menores de doce años. Para los mayores utiliza “Be cool” (“Sé amable”), que resulta más enrollado y acorde a su edad. Cuando Conan O’Brien le preguntó qué le decía a la gente de sesenta años, Mr. T respondió: “Be thankful” (“estate agradecido”). Definitivamente, si Mr. T no trabaja como guionista de O’Brien o de Los Simpsons, serie en la que también hizo un cameo, no será porque no le falte ingenio.

4) En Argentina, Mr. T es conocido principalmente por su papel en El equipo A. En la popular serie de televisión el actor interpretaba a M.A. Baracus, personaje que, en la versión original, se llamaba B.A. Baracus. El cambio realizado por los traductores españoles se debió a que B.A. eran las siglas de “Bad Attitude”, el apodo del personaje, que en castellano pasó a ser “Mala Actitud Baracus”, por el bronco carácter del exmilitar.

5) Entre 1983 y 1985, se emitió Mr. T, serie de dibujos animados inspirada en el popular actor. Su papel, o más bien el de su personaje animado, era el del propietario de un gimnasio que entrenaba a un grupo multicultural de chicos y chicas que, en los ratos libres, resolvían misterios al estilo Scooby-Doo. La referencia al personaje de Hanna-Barbera no es exagerada, ya que en la serie también había un perro. Concretamente Bulldozer, el bulldog de Mr. T que, como su amo, también llevaba una cresta.

6) Fue en su época como portero cuando Mr. T comenzó a llevar al cuello numerosas cadenas. La costumbre se originó después de que el actor decidiera colgarse los collares que los clientes se olvidaban en la sala, al tiempo que mostraba como trofeos los que les quitaba a aquellos expulsaba del local por montar bronca o vender droga.

7) A pesar del enorme éxito obtenido con El equipo A, los comienzos de Mr. T en el mundo de la interpretación fueron muy modestos. Su primer contrato como actor fue para hacer de extra en la película de John Landis The Blues Brothers (Granujas a todo ritmo), estrenada en 1980. Tuvo que estar en el set de rodaje durante doce horas y recibió veinticinco dólares por su trabajo.

8) El primer papel relevante de Mr. T en el cine después de esas apariciones sin acreditar fue el de Clubber Lang, un boxeador agresivo y marrullero que desafiaba a Rocky Balboa en la tercera película de la serie protagonizada por Sylvester Stallone.

9) Junto a las cadenas, otro de los rasgos característicos de Mr. T es su peculiar corte de pelo. El actor decidió cortárselo de esa manera, después de ver en una revista de National Geographic un reportaje sobre los guerreros mandinga.

10) Volviendo al tema de las cadenas, Mr. T dejó de llevarlas después del huracán Katrina. El actor entendía que tanta ostentación en un momento en el que tanta gente lo estaba pasando mal era un pecado y una ofensa a Dios.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.