Este jueves habrá paro bancario: cómo afecta la medida en el servicio

Este miércoles La Bancaria y las cámaras que agrupan a los bancos de la Argentina se encontraron para discutir la paritaria 2022. El gremio pidió un aumento de 60% y argumentó que esa es la inflación que esperan las propias entidades financieras para este año. La entidad empresaria ofreció el 55% en cuotas.

Ante la negativa, la reunión fracasó y el sindicato ratificó el paro nacional que había anunciado la semana pasada para este jueves 28 de abril. Así, los bancos públicos y tendrán sus puertas cerradas este jueves. En consecuencia, se reprogramarán los pagos de jubilaciones y asignaciones de la ANSES.

Cuándo es el paro nacional bancario

El paro nacional bancario será el jueves 28 de abril. Afectará a las sucursales de entidades públicas y privadas de todo el país.

La medida se tomó en medio de la discusión con las cámaras empresariales ante el Ministerio de Trabajo por la paritaria 2022.

Por qué se realiza el paro nacional bancario

Según informó La Bancaria, el gremio reclama un recomposición salarial para los empleados y mejoras laborales en el sector. Ante la alta inflación, el sindicato reclama una suba por encima del 60% Además, pretenden:

Regulación de la ley de teletrabajo;

Guardería universal;

Tercerizaciones;

Reconversión de los puestos laborales respecto del avance tecnológico;

Frenar el cierre de sucursales;

Derogar las circulares del BCRA que permiten brindar servicio financiero por fuera del sistema bancario.

Cómo afectará el paro bancario

A raíz de la medida lanzada por La Bancaria, los bancos públicos y privados permanecerán cerrados el 28 de abril. Por eso, las entidades deberán reprogramar los pagos de las asignaciones y jubilaciones para quienes busquen cobrar por caja.

“Damos aviso con suficiente antelación para prever y organizar todo lo referido al pago de jubilaciones, como así también las distintas asignaciones sociales que deban pagarse ese día en las entidades bancarias, y hacemos responsables a las cámaras patronales por cualquier tipo de inconveniente en ese sentido”, sostuvo La Bancaria en un comunicado.

Qué dijeron los bancos sobre las negociaciones

Tras el fracaso en las negociaciones, las asociaciones de bancos ABA, ABE, ADEBA y ABAPPRA, dijeron que consideran “prioritario mantener el poder adquisitivo del salario de los empleados del sector” y que por ese motivo ofrecieron “un aumento de 55% en tramos a convenir, con el compromiso de reunirse a revisarlo en el último trimestre del año o antes si la evolución del índice de precios superara dicho aumento”.

“Las entidades y la representación sindical acordaron los últimos años aumentos que reconocen integralmente la inflación, preservando así los ingresos de los empleados bancarios. Así, por ejemplo, en 2019 y 2020 incrementaron los salarios bancarios en igual variación que la inflación anual (53,8% y 36,1%, respectivamente) y en 2021 crecieron un 51%”, recordó.

Según el análisis de las entidades empresarias, la oferta realizada “implica una mejora en el salario real de los trabajadores bancarios”, pero aun así “fue rechazada por la representación gremial”. No obstante, aseguraron que “reafirman su compromiso para mantener el diálogo abierto a fin de alcanzar un acuerdo favorable y evitar afectar el uso de los servicios bancarios a nuestros usuarios”.

Ante las medidas de fuerza anunciadas, pidieron a sus clientes que, en los casos en los que sea posible, posterguen cualquier trámite presencial, recordaron que “funcionarán con normalidad” los canales electrónicos, como home-banking, aplicaciones de los bancos, billeteras electrónicas y las tarjetas de débito y crédito.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.