Rusia – Ucrania: Las claves de un conflicto que ponen a Europa al borde de la guerra (video)

El presidente de Rusia, Vladimir Putin, reconoció este lunes la independencia de dos provincias separatistas y rusoparlantes del este de Ucrania y allanó el camino para desplegar en ellas tropas rusas que las protejan del Ejército ucraniano, una decisión que eleva aún más altísimas tensiones con Occidente.

El anuncio llegó en momentos en que Estados Unidos afirma que Rusia planea invadir Ucrania, y abre la puerta a Moscú para enviar soldados y armas abiertamente a las provincias separatistas de Donetsk y Lugansk para ayudar a las fuerzas locales, que dicen estar bajo asedio del Ejército ucraniano.

Estados Unidos anunció casi de inmediato sanciones contra las entidades reconocidas por Rusia, llamadas República Popular de Dontesk (RPD) y República Popular de Lugansk (RPL), consistentes en una prohibición de inversiones, comercio y financiamiento por parte de ciudadanos estadounidenses

Desde hace semanas, Estados Unidos afirma que Rusia planea invadir Ucrania con decenas de miles de soldados que ha desplegado en la frontera común, pese a la negativa de Moscú, que sostiene que las tropas participan de maniobras y que tiene derecho a cualquier movilización dentro de su territorio.

Las tensiones parecieron disminuir la semana pasada, cuando Putin anunció un repliegue parcial de las tropas, pero volvieron a crecer desde el jueves por un incremento de las hostilidades entre el Ejército ucraniano y fuerzas de las provincias separatistas, donde se habla ruso.

En #CincoDias repasaremos algunas claves para poder entender el cómo y el porqué de este conflicto que podría llevar a la Guerra en Europa.

¿Por qué hay conflicto entre Rusia y Ucrania?

La reciente escalada de conflicto entre Kiev y Moscú, principalmente en la zona fronteriza entre ambos países, tiene que ver, por un lado, con el envío de cerca de 100 mil tropas rusas a la frontera con Ucrania y, por el otro, a la creciente expansión de la OTAN en Europa del Este con el ingreso de países de la ex URSS y puntualmente de Ucrania, que no forma parte de la alianza militar pero en los últimos años sus autoridades indicaron su intención de entrar. En 2008 la OTAN invitó a Ucrania y a Georgia, dos países exsoviéticos, a ingresar a la OTAN. A finales de 2013 cuando el presidente Víktor Yanukovich, aliado de Putin, decidió no firmar el ingreso de Ucrania a la alianza militar, así como un Acuerdo de Asociación de Libre Comercio con la Unión Europea (UE) comenzaron las movilizaciones de la oposición que llevaron a la salida de Yanukovich en febrero de 2014, lo que en Occidente se dio a conocer como Revolución Naranja y en Rusia como golpe de Estado. En marzo de ese mismo año Rusia anexionó a la península de Crimea luego de que ésta declarara su independencia de Ucrania. En junio de 2014 el nuevo presidente Petro Poroshenko firmó el acuerdo económico con la UE, ratificado en 2017.

¿Cuándo se separó Ucrania de Rusia?

Tras la disolución de la Unión de Repúblicas Socialistas Soviéticas (URSS) Ucrania obtuvo su independencia en agosto de 1991. La región era estratégica para la URSS por la zona portuaria en el Mar Negro. Además, el vínculo histórico entre Ucrania y Rusia también juega un papel en el conflicto. El pueblo Rus, se estableció en lo que hoy es Ucrania y fundaron en Kiev el primer gran centro Rus en el siglo IX. En este sentido, el presidente Vladimir Putin, reivindica este vínculo asegurando que una “verdadera soberanía de Ucrania sólo es posible en asociación con Rusia”. “Juntos siempre hemos sido y seremos más fuertes y exitosos. Porque somos un solo pueblo”, escribió Putin en un artículo sobre “la unión histórica entre los rusos y ucranianos”.

¿Por qué Ucrania está en guerra?

Con las movilizaciones que llevaron a la salida de Yanukovich en 2014, dos regiones de Ucrania buscaron su independencia. En 2014 Crimea se independizó de Ucrania y se unió a Rusia, un hecho condenado por Estados Unidos que implementó sanciones económicas contra Moscú. Sin embargo, para una parte de la población de Crimea la anexión significaba un reconocimiento de Rusia a la República recientemente creada. A los pocos meses estalló otro conflicto en la región del Donbass, ubicada en la frontera este entre Ucrania y Rusia, donde comenzaron las protestas en contra del acercamiento hacia Europa y en abril manifestantes proclamaron la República Popular de Donetsk (RPD) y la República Popular de Lugansk (RPL).

Desde entonces en esa región el Kremlin ha apoyado a los separatistas prorusos del este con armamento. También lleva a cabo ejercicios militares en la zona fronteriza. Aunque, por otro lado, la OTAN también realiza ejercicios militares en el mar Negro y en los países aliados que son fronterizos con Rusia, así como el envío de armas a Kiev denunciado por el Kremlin.

¿Qué parte de Ucrania se podría unir a Rusia?

La cámara baja de Rusia decidió celebrar consultas en febrero para reconocer a las separatistas República Popular de Donetsk (RPD) y la República Popular de Lugansk (RPL). El presidente de la Duma (cámara baja) Viacheslav Volodin, indicó que la propuesta cuenta con un amplio respaldo en el congreso. Este martes, Ucrania declaró que un eventual reconocimiento de las repúblicas separatistas del este ucraniano por parte de Rusia significaría el fin de los acuerdos de Minsk firmados en 2014 para poner fin al conflicto en el Donbass. «Sería un paso evidente de que abandonan los acuerdos de Minsk, una demostración de que rechazan esos acuerdos», dijo el ministro de Defensa de Ucrania, Oleksiy Reznikov.

¿Qué pasó en las últimas horas?

El conflicto en la frontera entre Rusia y Ucrania sigue en alza y el presidente de Estados Unidos, Joe Biden, dijo que consideraría imponer sanciones económicas al mandatario de Rusia, Vladimir Putin.

Por otra parte, Biden aseguró que Washington no tiene intención de enviar tropas a Ucrania, aunque le advirtió a Rusia que enfrentará sanciones severas si ataca Ucrania. En tanto, el Departamento de Estado de EE.UU. afirmó que no habrá sorpresas en su respuesta a las garantías solicitadas por Rusia a la OTAN. Esta semana Biden puso en alerta a 8.500 tropas norteamericanas en caso de una “agresión rusa”, la OTAN además continuó ampliando el patrullaje a las fronteras rusas en el mar Negro y el Báltico, así como con Lituania.

Mientras, más países siguen la iniciativa estadounidense de retirar su personal diplomático de Kiev. Alemania, Reino Unido, Australia y Canadá anunciaron su decisión de evacuar sus embajadas.

Dentro de la OTAN también hubo desacuerdos. El presidente de Croacia, Zoran Milanovic, acusó a Estados Unidos de la actual crisis en Ucrania y anunció que en caso de una escalada retirará a los soldados croatas de la zona de conflicto. “En caso de escalada, Croacia retirará hasta el último soldado. Nosotros no tenemos nada que ver con esto o no lo vamos a tener. Eso se lo garantizo», afirmó en una rueda de prensa. «Esta crisis no tiene nada que ver ni con Ucrania ni con Rusia, tiene que ver con la dinámica de la política interna de Joe Biden y de su administración», añadió el mandatario croata.

En tanto, el vice vocero del senado de Rusia, Nikolay Zhuravlev, dijo que si los países europeos desconectan a Rusia del sistema interbancario de transferencias SWIFT no podrán recibir gas, petróleo y metales de Moscú. “Si Rusia es desconectada del SWIFT entonces no recibirá moneda (extranjera), pero los compradores, los países europeos principalmente, no recibirán nuestros bienes: petróleo, gas y metales y otros componentes esenciales en sus importaciones. ¿Lo necesitan? No estoy seguro”, precisó citado por la agencia TASS.

El vocero del Departamento de Estado de EE.UU. afirmó que esta semana enviará la respuesta a las garantías de seguridad que Rusia exigió en diciembre del año pasado aunque advirtió que no habrá sorpresas en una respuesta que fue coordinada con la OTAN, Kiev y otros países socios de la alianza militar. «No solo les hemos informado de lo que habrá en esa respuesta, sino que hemos pedido explícitamente sus comentarios e incorporado esos comentarios -remarcó-. Así que no habrá sorpresas para la OTAN. No habrá sorpresas para los socios europeos. No habrá sorpresas para Ucrania», preciso Ned Price, portavoz del Departamento de Estado.

Las garantías solicitadas por Rusia incluyen la no incorporación de Ucrania y Georgia a la OTAN, el repliegue de armamento y tropas en los países aliados que ingresaron a la alianza militar después de 1997 (entre ellos Polonia, Hungría, Croacia, Lituania, Letonia, Estonia), así como el pedido de que las partes firmantes no se consideren adversarias. Aunque el Kremlin desmiente que tenga intenciones de lanzar una ofensiva contra Ucrania aseguró que pondría en marcha una desescalada una vez que la OTAN cumpla con las garantías solicitadas.

En la península de Crimea, anexada en 2014, el ejército ruso lanzó una nueva serie de ejercicios militares con seis mil hombres, aviones de caza y bombarderos. Por su parte, el servicio ucraniano de seguridad (SBU) anunció que detuvo a una banda que «estaba preparando una serie de ataques armados contra infraestructuras» y apuntó que el grupo «estaba coordinado» por los «servicios especiales rusos». Mientras que el jefe militar de la República Popular de Lugansk, Yan Leschenko, afirmó que la situación en el Donbass “está al borde de una guerra”. “Todo indica que el ejército ucraniano se está preparando para una guerra activa”, indicó citado por la agencia TASS. Donetsk y Lugansk, ubicadas en la región del Donbass, se declararon en rebeldía de Ucrania y formaron, cada una, una república independiente

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.