Día clave para Magalí Gil y Eugenia Laprovittola: se harán la prueba de ADN para saber si son hijas de Diego Maradona

Las mujeres luchan por conocer su verdadera identidad. Este jueves se llevará a cabo el procedimiento. El rol importante de Dieguito Fernando, el hijo menor del astro.

El calendario marca que es jueves 16 de diciembre de 2021, día en que Magalí Gil y Eugenia Laprovittola comienzan una nueva etapa en su lucha por conocer su verdadera identidad. Hoy se tomarán una muestra de ADN para saber si son hijas biológicas de Diego Maradona. Según pudo saber Teleshow, Dieguito Fernando será parte del procedimiento ya que dichas muestras se cotejarán el hijo menor que el exfutbolista tuvo con Verónica Ojeda, además de las que ya tiene la Justicia del propio Maradona.

En una primera instancia, Dalma y Gianinna también habían mostrado buena predisposición para realizarse la prueba de ADN. Sin embargo, a último momento decidieron aceptar la invitación que recibieron para presenciar el partido entre Boca Juniors y Barcelona en la Maradona Cup que se disputó el martes en Riyadh y el domingo tomaron un avión con destino a Arabia Saudita.

Sabiendo que este jueves se realizaría la prueba de ADN, las hijas de Claudia Villafañe acordaron con Verónica Ojeda que le tomarían la muestra a su hermano menor, Dieguito Fernando. En tanto, el niño de ocho años no estuvo presente en el partido porque era un viaje muy largo, que demandaba muchas horas de vuelo para estar allí por apenas unas horas. Además, la profesora de educación física explicó que ya se había comprometido con Gil y Laprovittola para realizar la prueba.

El resultados de los análisis estará disponible dentro de las próximas semanas. Hasta entonces, para la justicia, Diego Maradona tiene cinco herederos universales: Diego Junior -hijo de Cristiana Sinagra-, Dalma y Gianinna -de Villafañe-, Jana -de Valeria Sabalain- y Dieguito Fernando -de Ojeda.


De izquierda a derecha: Magalí Gil, Diego Maradona y Eugenia Laprovittola

“Diego Maradona es tu papá”, le dijo a Magalí Gil su madre biológica en febrero de 2019 cuando ella tenía 23 años. Por ese entonces, decidió ir a la Justicia para luchar por su identidad, a mitad de ese año se hizo pública la noticia y en agosto pasado un estudio -que se hizo de manera privada- arrojó una “baja probabilidad de filiación” entre la joven y una de las hermanas de Diego Maradona, con quien se cotejó el análisis. “No dio negativo”, dijo ella a este sitio por ese entonces y agregó que el “resultado final y concluyente” será el que se haga en el marco legal con las muestras de ADN extraídas por la Justicia de Maradona y con Dieguito Fernando. Es decir, el que se obtenga del procedimiento que se lleva a cabo hoy.

Eugenia Laprovittola, en tanto, se enteró que Diego Maradona podría ser su papá cuando el astro ya había fallecido, en noviembre 2020. Si bien se conocían y tenían un vínculo de una fanática con su ídolo -a quien conoció a través del club Gimnasia y Esgrima de La Plata-, la joven supo de las versiones de paternidad por los periodistas mientras aún estaba haciendo el duelo por la partida del Diez.

“Mi mamá tenía una pareja y en un encuentro con Diego quedó embarazada. Cuando la pareja se enteró, le empezó a pegar en la panza para que me pierda. Era un contexto de mucha violencia y ella decidió darme en adopción”, sostuvo Eugenia cuando contó su historia.

En las próximas semanas Magalí Gil y Eugenia Laprovittola obtendrán los resultados del ADN y sabrán si Maradona es su padre biológico. Y en el caso de que alguna, o ambas, lo sea, la justicia deberá incorporarlas como herederas universales.

 

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.