La Estación Espacial Internacional realiza maniobras para evitar una colisión

El jueves 11 de noviembre, la ruta de un escombro espacial casi se cruza con la de la Estación Espacial Internacional, hecho que pudo evitarse, con una maniobra de esta última.

El objeto involucrado pertenece a un fragmento del satélite meteorológico chino, Fengyun-1C. Hasta la fecha, se identificaron más de 3.500 pedazos de escombros, de los cuales muchos se encuentran en la región orbital de la ISS.

Para realizar esta maniobra, la Estación Espacial Internacional ha empleado la nave de reabastecimiento ‘Progress MS-18’, ya que está incorporada a su estructura y posee motores de orientación y acoplamiento que se encienden en poco más de seis minutos. Por consiguiente, se consiguió aumentar la altitud de la estación espacial en 1.240 metros para colocarla en una órbita operativa, a unos 421 kilómetros sobre la Tierra.

Un portavoz de la NASA afirmaba para Gizmodo que “la probabilidad de impacto y el riesgo para la Estación Espacial Internacional es muy bajo, la maniobra es estándar y no requiere que la tripulación tome ninguna acción específica”.

Para evitar posibles daños, la cápsula de suministros Progress, que se encuentra acoplada a la estación, encendió sus motores durante un poco más de seis minutos. De esta manera, la ISS pudo elevar su órbita aproximadamente 1,2 km, y salir de la zona potencialmente peligrosa.

Por desgracia, las colisiones en el espacio se están volviendo cada vez más frecuentes, debido al crecimiento acelerado del número de escombros espaciales. Durante los 23 años de vida orbital de la estación, se han registrado alrededor de 30 encuentros cercanos con desechos que requieren una acción evasiva.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *